¿Cuáles son los elementos comunes que están presentes en la imaginación individual y colectiva del humano, en cada solsticio de invierno desde el inmemorial pasado hasta hoy. El temor por la aparente muerte del sol y la esperanza de su renacer.
Este fenómeno astronómico que indefectiblemente se repite cada año – El 21 de Junio de 2014 a las 10:52 UTC tiene lugar el “Solsticio de Junio”. Ubica al sol en la mayor distancia angular respecto del Ecuador celeste y casi detenido temporalmente, ha inspirado un punto de inflexión, en el tiempo anual, entre un periodo que termina y uno que comienza. El breve espacio de quietud entre lo que se acaba y lo que comienza. La imperceptible pausa entre la inhalación y la exhalación. La exigua inactividad entre los latidos del corazón. El silencio entre dos golpes de un mallete. Lo inmóvil que existe entre dos pasos.
La masonería, celebra el solsticio de invierno por sus connotaciones astronómicas, filosóficas, de enseñanza, ritualísticas, de cosmovisión, etc. Pero fundamentalmente lo conmemora por las implicaciones humanas que encierra su simbolismo. Lo festeja como la fiesta de la reflexión y la esperanza. Porque el solsticio de invierno impele al hombre a hacer, en la quietud del silencio y la penumbra interna, el sano ejercicio de la reflexión de lo vivido y a pensar en lo que y cómo vivirá en el futuro, en ese porvenir que comienza en cada instante.
Reflexión sobre lo hecho y lo que se dejó de hacer. Sobre lo logrado y también acerca de lo no alcanzado. Reflexión de los sueños realizados y por supuesto de los fallidos también. Reflexión sobre los aciertos y los errores, nuestras fortalezas y flaquezas, sobre nuestras virtudes y vicios, en fin sobre nuestras luces y nuestras sombras. Reflexión honesta y objetiva que nos permite establecer en que parte del camino nos encontramos y vislumbrar qué es lo que debemos hacer para alcanzar el ansiado objetivo de ser un hombre de bien. Aquella piedra perfecta que pueda formar parte de la Magna Obra.
Surge entonces la Esperanza como la refulgente luz que nos da la certeza de que lo que aún nos falta por hacer va a ser posible si en ello empleamos nuestras fuerzas y trabajamos con perseverancia y congruencia.
Esperanza, no como una ilusión de recibir sin poner nuestro empeño, no como la espera de un milagro que transforme mágicamente nuestra existencia, sino como la espera del resultado de nuestro trabajo y la bendición de Aquel que mantiene nuestra vida. Si, es cierto que todo lo que tenemos es por Gracia, pero también es incontrovertiblemente cierto que ello también es producto de nuestros sanos esfuerzos, de esa indeclinable decisión de ser cada día un poco mejor, de esa incontenible determinación de servir, de esa convicción de gastar la vida siendo útil.
Dimensiones individuales de Reflexión y Esperanza, pero de impacto colectivo cuando – basado en sus principios y valores y en esta dinámica de reflexión y acción y de Esperanza – el masón toma su rol protagónico en la construcción de la historia de un mundo justo y fraterno en el que cada ser humano pueda alcanzar la paz y la felicidad, porque para esto es que existe, para disfrutar de la existencia. Labor inexcusable que el masón debe realizar en sí mismo, en su ámbito familiar, en su contexto laboral, profesional, social, institucional, cívico, en fin en su multidimensional y holística existencia.
Hagamos en este solsticio de invierno este ejercicio de reflexión y esperanza. Utilicemos esta alegoría solsticial para nuestro examen individual. Porque si bien es cierto que el Universo continúa su curso estemos o no de acuerdo con las leyes que lo rigen…
No es menos cierto, que cada uno de nosotros somos parte del Universo y cada pensamiento, sentimiento, acción y palabra de cada uno de nosotros tiene su impacto en la inconmensurable dimensión del cosmos.
Renazcamos de la oscuridad en la luz en este solsticio de invierno y hagamos nuestra incontenible labor de amor y paz.
Es tiempo de Renovación de Luz, de Renacimiento, es tiempo de lo Nuevo, de dar la Bienvenida.


POR UNA HUMANIDAD EN QUE SEMBREMOS SEMILLAS FÉRTILES PARA EL FLORECIMIENTO DE LA SANTA LUZ INEFABLE EN TODOS LOS CORAZONES DE LOS HOMBRES. POR EL DESPERTAR DE LAS CONCIENCIAS EN NUESTRO HOGAR NUESTRO PLANETA TIERRA QUE SUFRE DESDE EL FONDO DE SU VIENTRE, ANTE ELLO EL MEJOR REGALO Y CELEBRACIÓN ES LA UNIÓN DE LA CONCIENCIA DESPIERTA, DE ESTE A OESTE DE NORTE A SUR, DE ARRIBA HACIA ABAJO, PUES ANTE EL CREADOR TODO LOS QUE NOS PUEDA SERVIR ES LO CONSTRUIDO HACIA EL BIEN DE LA VIDA, NO NOS SERVIRÁN NINGÚN PODER DADO EN LA TIERRA, NI PERGAMINOS Y BRILLOS, TRAJES Y ADORNOS SIN VALOR ANTE LA LUZ INEFABLE, SOLO LOS DADOS POR EL GRAN SEÑOR DE LOS DÍAS Y DEL UNIVERSO EN LA GRAN ESCALA UNIVERSAL, SERÁN LOS QUE NOS ELEVEN A LA NUEVA CONCIENCIA PLANETARIA QUE ESTAMOS VIVIENDO Y VIVIREMOS.
ESCUCHA EL CORAZÓN DE LA TIERRA Y DE NUESTRO PADRE Y COMPRENDERÁS, RECUERDA SIEMPRE LA DIFERENCIA ESTA EN CADA UNO DE VOSOTROS EL DESPERTAR Y PREPARARNOS…
 


FIAT LUX AMONRA CHILE UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO. SANTIAGO DE CHILE. JUNIO 2014-2015 FELILUXOR FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO. A MIS PADRES Y HERMANOS QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.
POR UNA ALIANZA FORTALECIDA EN LA CONSERVACIÓN A LO QUE NUESTRO PADRE DE LOS MUNDOS NOS HA DADO COMO HERENCIA KARMICA TRABAJANDO EN COMUNIDAD POR LA CONTINUIDAD DE LA VIDA.
Si este tema es de vuestro interés podes usarlo en bien de vuestra vida y el de la humanidad, indicando el link de nuestra página, en Luz Eterna, Feliluxor.