Padre nuestro que estás en los cielos de nuestro corazón como chispa divina de mi Padre Creador.

Alabado sea tu nombre "yo soy"
glorificado acá tu nombre "yo soy"
honrado sea tu nombre "yo soy"...
Venga a nosotros tu reino
y se derrame tu luz en todo mi ser...
Hágase tu voluntad aquí en la Tierra como en el Cielo,
tu voluntad es mi pureza de corazón, alma y mente
y me entrego a ti eternamente...
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy
es el alimento de nuestro espíritu
que necesita la divinidad de nuestro ser
para glorificarte Padre Creador...
Y perdona nuestras deudas; errores de nuestras vidas pasadas
de anteriores reencarnaciones y deudas de esta vida presente
en este cuerpo que con amor lo entrego a tu servicio eternamente.
Y líbranos de caer en la tentación
y reina tu "yo soy" sobre mi cuerpo, alma, corazón y mente
y haz de mi ser tu Luz redentora y vivificadora
que como manantial se derrame tu Luz por este tu siervo(a)
y reines tú en mi para que se cumpla la voluntad de mi
Padre que "yo soy"...
' Y de todo mal; cuídame de mi vanidad, desamor, orgullo, celos,
codicia, deseos de poseer a la persona amada...
dame la fuerza necesaria a través de tu Luz
para que yo vivifique mi cuerpo
y llegue la Luz a mi corazón, chispa divina
del yo soy y llegue a tu reino.
Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria
"yo soy" por siempre y para siempre.
Amén, amén y amén.