Ángel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día

Las horas que pasan,
las horas del día,
si tú estás conmigo
serán de alegría

No me dejes solo,
sé en todo mi guía;
sin Ti soy chiquito
y me perdería

Ven siempre a mi lado,
tu mano en la mía.
¡Ángel de la guarda,
dulce compañía!

Bendita la luz del día
y el Señor que nos la envía.
¡Bendito el Niño Jesús,
bendita Santa María!

Con Dios me acuesto,
con Dios me levanto,

Con la Virgen María
y el Espíritu Santo.


Cuatro esquinitas
tiene mi cama,
cuatro angelitos
guardan mi alma

Jesús de mi vida,
tus eres niño como yo,
por eso te quiero tanto,
y te doy mi corazón.


Todos le llevan al niño,
yo también le llevaré,
una jarra de manteca
y un tazón de dulce miel.
Jesús de mi vida...
Todos le llevan al niño,
Yo también le llevaré,
las cosas que a mí me gustan
para que goce Emmanuel.
Jesús de mi vida...
Me ha contado Jesús:
viene para que yo sea
un angelito en el cielo
y su amigo aquí en la tierra.
Jesús de mi vida...
Yo le he dicho a Jesús
que yo seré aquí en la tierra
su amiguito para siempre
y que en el cielo le vea.
Jesús de mi vida...
Jesús de mi vida,
eres niño como yo,
por eso te quiero tanto
y te doy mi corazón.
¡Tómalo! ¡Tómalo!
Tuyo es, y mío no.

 


POR SIEMPRE
AMEN