La paz sea con vosotros

"Os digo más: que si dos de vosotros se unieren entre sí sobre la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, les será otorgado por Mi Padre que está en los cielos"

Mateo 18:19

 

Conocemos, OH Padre y Madre de los cielos infinitos,
OH Dios de Vida y Amor,
La necesidad de paz en Oriente Medio.

Conmueve con Tu Amor el corazón
De quienes en uno y otro lado mueven esta guerra,
De quienes ordenan estos días
El lanzamiento de bombas y misiles
En contra de la población civil.
Y de nuestro planeta.
Oremos por la armonización de todas estas mentes

Para que ellos puedan,
lo más pronto posible,
comprender el valor supremo
de el entendimiento en aras a la paz.
De la cooperación entre los pueblos,
Para que reine por siempre la paz
En esa tierra sagrada
patrimonio de la humanidad.
Oremos todos en comunidad y fe absoluta para que se realice siempre la voluntad de nuestro Padre y no la nuestra:



Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos.
Trato de amar y no odiar;
Trato de servir y no exigir Servicio;
Trato de curar y no de herir.

Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor.
Que el alma controle la forma externa,
La vida y todos los acontecimientos,
Y traigan a la luz el Amor que subyace en todo cuanto
ocurre en ésta época.
Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir quede revelado.
Que la unión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el amor.
Que todos los hombres amen.

Así sea




Por estas convergencias planetarias:

Oremos todos los días
Cada quien desde su propio lugar
y sus propias formas
Hasta que cesen las hostilidades
Y se termine el conflicto.

Unámonos desde nuestro interno
En un sólo clamor de paz.

Nuestro reclamo de paz
Es cada día más poderoso
Merced a las nuevas tecnologías

Y al imparable desarrollo
De nuestra conciencia grupal,
De nuestra alma planetaria.
Que es el alma de dios y creador excelso…

Y a los cuatro puntos cardinales
Al este, al sur, al oeste, al norte
Desde arriba hacia abajo
Oramos y pedimos


Padre nuestro
Que estas en los cielos
Santificado sea tu nombre
Vénganos tu reino
Hágase tu voluntad
Acá en la tierra
Como en los cielos
El pan nuestro
Dánoslo hoy
Perdona nuestras ofensas
Así como nosotros
Perdonamos a quienes nos ofenden
No nos dejes caer en las tentaciones
Líbranos de todo mal.
Porque tuyo es el poder el reino y la gloria
Por los siglos de los siglos
Así sea



Fiat lux


Agradecemos la difusión de está invitación

FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO

UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO