Por mi papá


Querido Jesús.
Hoy te pido por mi papá.
Que nunca le falte el trabajo,
ni tenga problemas de salud.
Que esté feliz en nuestra familia
y cada día seamos más unidos,
para que esté orgulloso
de todos nosotros.
Ayúdame a confiar mucho en él,
a escuchar sus consejos
y a obedecer en lo que me pida.
Te pido que él esté contento
y no se canse mucho
trabajando por nosotros.
Acompáñalo en todo momento,
cuando sale a trabajar,
cuando viaja,
cuando está con nosotros.
Dale paciencia,
buen ánimo y mucha alegría.
Lo quiero mucho
y te pido que vos lo cuides
y lo quieras también.
Gracias por mi papá.


Por mi mamá


Querido Jesús,
hoy te pido por mi mami.
Es muy buena conmigo.
Yo la quiero de verdad
y quisiera pedirte
que siempre la acompañes.
Enséñame a valorar
todo lo que mi mamá hace por mí
y por mi familia.
Ayúdame a saber pedir perdón
cuando la ofendo o la enojo.
 

Te doy gracias por todo lo que ella hace.
Que no le falte la buena salud
y el cariño de todos nosotros.
Ayúdala a vivir siempre cerca tuyo,
a no olvidar que la queréis muchísimo,
y que nunca la dejas sola.
Gracias por mi mamá
en el nombre de Jesús amen.

Por mis amigos


Jesús, acuérdate de mis amigos.
Te doy gracias por todos ellos.
Son muy buenos y los quiero mucho.
Protégelos y cuídalos.
Acompáñalos siempre
de día y de noche y en todas partes.
Que gocen de buena salud
y crezcan sanos.
Si alguno se enferma. Señor,
ayuda a que sane pronto.
Te pido por las familias de mis amigos,
sus padres, hermanos, abuelos,
que todos estén bien.
Cuida mucho a mis amigos,
y que aprendamos a vivir
cada día más unidos.


Ayúdame a crecer


Amigo Jesús:
ayúdame a ser humilde y sincero.
A no aparentar lo que no soy
ni querer ser más que los otros.
Enséñame a decir siempre la verdad
y a no mentir, aunque a veces cueste bastante
y haya que poner mucha voluntad.
Quiero aprender a ayudar
y a dar una mano a todo el que lo necesite.
Abre mi corazón para que viva pensando en los demás.
Dame coraje y valentía para ser honesto
y no engañar a nadie.
Para ganarme las cosas con esfuerzo y dedicación.
Ayúdame a cumplir todas las metas que me propongo
para crecer y ser cada día mejor persona.

 


Enséñame a tener compasión


Querido Jesús:
yo también quiero ser compasivo
y ayudar a los que sufren.
Quiero ser como el buen samaritano,
que se hizo prójimo de quien estaba tirado en el camino
y necesitaba una mano.
Dame valor para acercarme a todos los que necesitan consuelo,
compañía y ayuda de cualquier tipo.
Empapa mi corazón del espíritu del buen samaritano
para que ofrezca siempre mis manos abiertas a los demás.
Que nunca pase de largo ante el dolor de mis hermanos
que no sea indiferente al sufrimiento.
Dame fuerzas, Jesús, para vivir ayudando a todos.

Oración de la noche


Querido amigo Jesús, en esta noche
tengo muchas cosas para decirte:
Te quiero dar gracias por mi familia,
mis papás, mis hermanos, mis amigos,
y toda la gente buena que pones a mi lado.
Quiero pedirte
por todos los niños del mundo,
en especial por los que están más solos,
para que todos reciban cariño y amor sincero,
para que no haya chicos que sufran
y todos puedan sonreír felices en este día.
Te pido tu ayuda para ser mejor.
Te pido tu compañía para vivir alegre en todo momento.
Y te pido tu amor para llevarlo a los que me rodean,
y así vivir cada día más cerca de ti.


Por mi familia


Jesús,
te quiero pedir hoy por toda mi familia.
Mi papá, mi mamá, mis hermanos…
Dales buena salud a todos
y que siempre puedan ser felices.
Que mis papás tengan trabajo
y se quieran mucho.
Que mis hermanos y yo
estudiemos todo lo que aprendemos en la escuela,
que ayudemos en casa sin protestar,
y que aprendamos a jugar juntos
y a llevarnos bien.
Quiero que siempre nos acompañes
y que vivamos muy unidos
haciendo crecer tu inmenso amor
en medio de nosotros
todos los días, en todo momento.
Que así sea, buen Señor Jesús.


Dame fuerzas para estudiar


Jesús, empieza el tiempo de las pruebas
y tengo que estudiar mucho.
Dame fuerzas para trabajar con entusiasmo
y dedicarle esfuerzo al estudio.
Ayúdame a entender las cosas que debo estudiar.
Ayúdame a ser prolijo y hacer las tareas con tiempo y dedicación.
Que no me ponga nervioso, que me acuerde de todo lo que estudie.
Ayúdame y que pueda aprobar si realmente me lo merezco.
Ah, me olvidaba, muchas gracias Jesús,
por la posibilidad que tengo de estudiar
e ir al cole.
Te pido para que todos los niños
puedan ir a la escuela y estudiar.


Perdón, Señor
Por las veces que no soy generoso
y no comparto con los demás.
Por las veces que ofendo a los otros,
con palabras o mentiras.
Por las veces que no escucho a mis padres
y creo sabérmelas todas.
Por las veces que peleo con mis hermanos y amigos.
Por las veces que no cumplo con mis trabajos, tareas y estudio.
Por las veces que me olvido de ti.
Porque no escucho tu voz muy adentro mío
que siempre me avisa cuando estoy por mandarme algún error.
Perdóname Señor y dame una nueva oportunidad
para vivir como tu nos enseñas.
¡Que así sea, Señor!


Quiero crecer como Jesús


Ayúdame Padre Bueno a crecer como Jesús.
A ser más bueno cada día,
y a querer a todos los que me rodean.
Ayúdame a estudiar mucho en la escuela
y a ser buen amigo y compañero.
Quiero aprender mucho, llenarme de las cosas de Dios
como Jesús.
Quiero aprender a orar, a leer la Biblia,
a vivir como Jesús vivió.
Enséñame a seguir sus pasos y a dejarme llevar por el Espíritu de Dios.
Que todo lo que aprenda, Señor, aprenda a transmitirlo,
que no me lo guarde para mí,
sino que lo comparta con los demás, como Jesús.
¡En el nombre de Jesús amen!


Enséñame a amar

Cuando vea a alguien que sufre,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando tenga oportunidad de compartir lo que tengo.
Jesús, enséñame a amar.
Cuando encuentre a alguien desalentado o triste,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando me necesiten en mi familia,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando comparta mi tiempo
con mis amigos, Jesús, enséñame a amar.
Cuando vea situaciones que no sean justas,
Jesús, enséñame a amar.
Enséñame, Jesús amigo, a dar la vida por los demás.
A practicar el bien, y la justicia,
a vivir en paz y construyendo la paz.
Enséñame a vivir todo lo que enseñaste
para dar frutos de esperanza,
donde me toque vivir.


Por los papás sin trabajo


Señor, ¡cuántos papás y mamás
no tienen trabajo en estos días!
Eso no está bien y no me gusta.
Tendría que haber trabajo para todos,
para que todos pudieran vivir mejor.
Te pido por las familias que están sin trabajo
y no tienen para vivir, para comer o para vestirse.
Enséñanos a compartir lo que tenemos,
y abre el corazón de los gobernantes y empresarios
para que den más trabajo.
Ayuda a que las cosas mejoren, Padre de todos, confiamos en ti.
Quiero escuchar tu voz
Jesús, quiero escuchar tu voz
y seguir tus enseñanzas.
Quiero conocer tu vida, tus palabras,
tus gestos de amor verdadero.
Quiero prestar mucha atención a lo que nos decís.
Quiero aprender a vivir como discípulo
y seguir tus pasos.
Abrí mi corazón, mis oídos y mi inteligencia,
para que pueda recibir tu mensaje y cambiar mi vida.
Quiero escuchar tu voz para vivir cada día
más cerca de Dios. Amén.


Creo en ti, Jesús


Creo en ti, Jesús, amigo, compañero,
que caminas a mi lado a lo largo de toda mi vida.
Creo en ti, Jesús, y en tu mensaje,
en tus palabras de vida y quiero aprender a cumplirlas.
Creo en tí, Jesús, Dios bueno, que me regalas la vida,
la familia, los amigos.
Creo en tí, Jesús, y en la vida que entregaste
por amor a todos nosotros, en la cruz.
Creo en tí, Jesús, y en tu resurrección
sobre la muerte.
Creo que estás vivo en medio de nosotros.
Creo en ti, Jesús, y por eso te pido que cada día
aumentes mi fe, mi esperanza y mi amor a los demás.
¡Amén!

Oración en la clase

Oración para abrir la clase:
La oración para abrir la clase es una parte importante de cada lección por varias razones. Primero, señala que es tiempo de empezar la clase. Las actividades para abrir la clase sirven para esperar a que los niños lleguen y que los niños puedan conversar y hablar de los eventos de la semana. Cuando es tiempo de ponerse serios, una oración sirve muy bien. También, una oración para abrir la clase puede poner el humor de la lección cuando invitas a que el Espíritu Santo tome control.
La oración para abrir la clase siempre debe incluir lo siguiente:
1. Alabanzas a Dios por la oportunidad de conocer y por la asistencia de todos los que están presente.
2. Una petición para orientación, especialmente para el maestro, para que la Palabra de Dios pueda ser compartida en una manera que tenga significado.
3. Pidiendo que los niños sean abiertos para aprender de la Palabra de Dios y que el Espíritu Santo esté presente en el corazón de todos los que están presente.
La oración para abrir la clase también es buena para incluir acciones de gracias y peticiones. Con una clase nueva, los niños tal vez no estén cómodos como para compartir, pero mientras se vayan conociendo será más seguro que den acciones de gracias y peticiones. Esto puedo tomar un tiempo, y por lo tanto, es importante que se aseguren de que los niños estén enfocados en solo dar acciones de gracias o peticiones y no ser distraídos por otras cosas. Si la clase es muy grande, tal vez debería considerar dividir a los niños en grupos pequeños y dejar que la oración sea dirigida por un líder o ayudante.
Cuando incluye acciones de gracias y peticiones, siempre considere lo siguiente:
1. Asegúrese de que todos tengan la oportunidad de contribuir.
2. En vez de confiar en su memoria, prepárese para escribir lo que es dicho.
3. Asegúrese de orar por la petición de cada niño. Es importante que ellos sepan que son importantes para ti y que sus oraciones son importantes.


Oración para terminar

Igual que la oración para abrir la clase, la oración para terminarlo es igual de importante. No solo señala que la clase ha terminado, pero te da la oportunidad de volver a decir cosas de la lección y volver a compartir lo que fue enseñado. Los niños sabrán que la lección tiene aplicaciones a la vida diaria cuando es parte de esta oración. La oración para terminar necesita ser breve. Recuerde, los niños probablemente están ansiosos de llegar a la siguiente fase de su día, y probablemente no podrán quedarse quietos para escuchar una oración larga.


FELILUXOR Fe y Felicidad en la Luz de oro.
Cadenas de Oración LUZ INTERIOR AMONRA UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO. Por la vida, Por el amor y por la humanidad.
A MIS PADRES Y HERMANOS
QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.
POR UNA ALIANZA FORTALECIDA EN LA CONSERVACIÓN
LO QUE PADRE DE LOS MUNDOS NOS HA DADO COMO HERENCIA KARMICA, ELEVEMOS NUESTRO COMPROMISO EN CONCIENCIA.
AYUDANDO A EVITAR LA DESTRUCCIÓN DE LA VIDA.