Que las potencias de tu luz iluminen la humanidad.
Que tu paz se difunda por el mundo.
Que la cooperación una a todos los seres de buena voluntad, donde quiera que ellos habiten.
Que el olvido de los agravios, ofensas y errores sea la tónica para la solución de los problemas.
Que el pan de nuestro sustento, con nuestro trabajo, tengamos todos los días y podamos compartirlo.
Y que la fuerza de nuestra obligación, sea el medio para poder aliviar las angustias humanas.
Líbranos también de todos los males.


Que así sea

FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO