En nombre de todos los pueblos de la Tierra,
Unimos nuestros corazones al Ritmo del Cosmos
E invocamos la grandeza de la Fuerza Universal
Con el apelo viviente de nuestras almas.

¡OH Señor del Amor y de la Luz,
Maestro del Saber de todos los tiempos y lugares,
Ven a unir todas las partes desunidas, todos los anhelos,
*Todos los credos, todas las luces, todas las vidas!

 

¡Danos el Ánimo, danos la fuerza de Servir!
¡Danos la Paz, danos la fuerza de la Virtud!
¡Danos, OH Maestro, el Poder de Tu Verbo,
Para que el Reino venga, para siempre, a la Tierra!

¡Nosotros Te afirmamos como Voluntad del Bien!
¡Nosotros Te afirmamos como Amor consagrado!
¡Nosotros Te afirmamos como Sabiduría de Dios!
¡Y Te manifestamos en el mundo como Luz y Verdad!

¡Nosotros todos, Señor, Te vivimos en nosotros!


Maitreya