,

Todo tiene su tiempo debajo del cielo, y este tiempo, Navidad, es precisamente, tiempo de regalos, de fiestas, de alegría. Tiempo, como ninguno otro en el año, para dar y para ser agradecidos.
Sí, es tiempo de ser agradecidos con la vida. Es bueno ponderar en el propio corazón aquellas cosas por las que se deben dar gracias. Porque por todo se puede dar gracias, aún por el dolor mismo, aunque muchos no
comprendamos su significado para la vida.
Una persona agradecida, se olvida de sí misma para acercarse al otro, porque, ¿qué hace una persona que está agradecida a otra? Si duda alguna, piensa en el otro y emplea delicadeza en el trato: una persona agradecida recuerda los cumpleaños y celebra, alguien que está agradecido siempre guardará, de una forma especial en su memoria, a aquellos que le hicieron un bien o le dieron la mano. El agradecido con amor, pues, paga. Justamente, con amor, es a lo que estamos llamados los cristianos a celebrar al Rey que nació hace ya más de 2000 años y que cada año nace, para volver a estar entre los hombres y así mostrarnos el verdadero amor,
el auténtico sentido de la vida.
Es bonito asistir a fiestas, bailar alegra el alma, recibir regalos, ¿quién se opone a ello? Pero cuando se deja afuera que lo verdadero, lo que se celebra, es que los hombres podemos amar, a través de las
enseñanzas de Jesucristo, entonces la Navidad se convierte en una fiesta más, en algo, aunque no guste el término, pagano.
Pero usted y yo somos agradecidos, y vestimos nuestras mejores galas para recibir al Rey. Decoramos la casa y nos esforzamos para tener paz en esos días, porque el ejemplo es importante para nuestros hijos.
Usted y yo somos parte de ese ejército cristiano, con corazón agradecido, con corazón danzante, porque, una vez más, por pura misericordia, viene a vivificar nuestro corazón, Jesús, El Cristo.
Y le damos las gracias, ya que tuvimos trabajo, porque materialmente progresamos, porque la depresión se fue,  porque nuestra familia
sigue unida, porque, tal vez, conocimos el verdadero amor.
¡Que Belén tan lleno de luz encontrará el Rey!

 


FIAT LUX
 

PARA NUESTRO DESPERTAR Y REENCUENTRO CON LA VERDADERA ESENCIA
DEJADA EN HERENCIA PARA DESPERTAR LA HUMANIDAD
EN CADA ALMA ALGÚN DIA EN QUE LAS ALMAS
SERÁN SOLO HILOS DORADOS EN CADENAS POR LA VIDA
DE LA HUMANIDAD DE NUESTRO HOGAR NUESTRO PLANETA TIERRA.
A MIS PADRES Y HERMANOS QUE ESTÁN EN LOS CIELOS
Y EN LA TIERRA.
FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO
FUNDACIÓN AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO…