La oración es para nuestro intelecto, lo mismo que la respiración es a nuestro cuerpo, así dijo .LC Saint-Martin, en su libro Le Naturel, i, p.178. Se engendran las enseñanzas de las religiones tradicionales de Occidente para la educación de los niños. Hoy en día prácticamente el trabajo de los místicos exceptuados, no hay nada disponible para adultos en la práctica de la oración. No sólo los escritos místicos que sólo se pueden acceder a algunos, los adultos modernos han mirado en la meditación como la fuente exclusiva de la dirección espiritual. Aunque ambas técnicas tienen mucho en común, no pueden sustituirse unos por otros completamente. Entre los pocos trabajos dedicados a las oraciones más maduros es: La ciencia de la oración, por Ernest Wood. Este libro pequeño y práctico es, creo, la mejor introducción a las técnicas de oración tradicionales de Occidente. Los diez oraciones de Saint-Martin, que se presentan a continuación en la traducción de Arthur E. Waite, nunca fue pensado para ser almacenado o utilizado literalmente, simplemente son ejemplos de un estilo literario que desapareció en la Revolución francesa. Hemos mantenido la ortografía y la sintaxis original, para transmitir algo del carácter tradicional de los escritos de Saint-Martin. El estudio de estos textos puede sin embargo nos guíe en la formulación de nuestras propias oraciones, cuando las necesidades de nuestro desarrollo espiritual requerirán este ejercicio de práctica espiritualidad. Paralelo de Ernest Wood entre las tres etapas de la meditación: la concentración, la meditación, la contemplación; las tres etapas de la oración es particularmente útil en la comprensión de los textos Saint-Martin. Estas oraciones están formulando una experiencia meditativa, con el pensamiento y la palabra escrita, en este mundo de la existencia: en nuestra vida diaria. Para él, el principio de todas las verdades están en la naturaleza, pero la consumación es en la oración. Incluye todas las religiones, porque sumerge nuestra alma ese encanto sagrado que Magismo divina lo que realmente son, no sólo explica la diversidad de las religiones de los hombres, pero justifica sus aparentes exageraciones, desde donde quiera que pensamos que Dios nos conocimos con este Magismo que es de hecho la manifestación de la universidad de las maravillas. Ponga su ayuda, podemos pasar ileso a través de todos los peligros, incluso sin previo aviso; podemos soportar fatigas sin sentirlas; porque desactiva la paz, casi el placer, sobre los males, sobre los peligros, más cansancio, después de la muerte, dando nuestro ego imperecedero, las potencias que lo apoyan a su fin. La oración es en realidad sólo logra cuando llegamos a hacer oraciones que piden por nosotros y por nosotros, y no los que se nos impone por la necesidad de adaptarse, o la búsqueda de fórmulas o observancia infantil o escrupulosa, pero sólo tiene pesando en todas las facultades que conforman nuestra existencia.

Esta oración no consigue nada hasta que haya adquirido ese carácter de unidad activa que lo lleva más allá del tiempo y hace que el canal natural de las maravillas de la eternidad. El alma es el nombre de Dios, y si conseguimos la santificación de ese nombre dentro de nosotros, en ese mismo momento, los canales de las maravillas de la eternidad que se nos ofrecen, y estas bendiciones puede no distribuye sólo de nosotros, sino en todas partes en nuestros ambientes. Por este camino, somos llevados a convertirse en la verdadera imagen y semejanza de Dios. Pero es insuficiente demanda de parte de Dios que Él descenderá sobre nosotros; incluso si esto sucede, hemos logrado nada menos que Él permanece allí. También podríamos decir, es insuficiente para desarrollar este poder para llegar a la conciencia divina dentro de ti mismo; incluso si sucede, hemos logrado nada menos que la conciencia se convierte en permanente. Por suerte para sus hijos, Dios es un Rey que siempre entrar en el Reino de él y nunca se aparta de él! Cuando la oración, como una protección contra el orgullo y sobre todo el orgullo de la mente, por lo que se recuperará en nuestra mente y corazón a Dios, y abrió el tesoro divino dentro de nosotros, sentimos calentado y vivificada por todas las fuerzas divinas; las bases se ponen a la Convención dentro de nosotros; y el propio Espíritu Santo opera a través de varios regalos o funciones. Y todas estas funciones y regalos operan dentro de nosotros en un salto dulce y la armonía, la descripción de la cofradía de santo y verdadero de todos los hijos de Dios.

 

 



PRIMERA ORACIÓN DE SAINT-MARTIN

Fuente Eterna de todo lo que es, Tú, que los espíritus perdidos en el error y la oscuridad de la falsa, que les cortan fuera de su amor, envía aquel que pretende que un espíritu de verdad y une para siempre en ti. Que el fuego de este espíritu me consumirá a todos los rastros del anciano, y, de haberlas consumido, puede producir estas cenizas un nuevo hombre, en quien tu mano sagrada no desdeñar a verter un santo! ¿Es este el final de la penitencia y sus largas fatigas, y que Tu vida, que está en todas partes, transforma todo mi ser en la unidad de Tu imagen, y mi corazón en la unidad de tu amor, mi actividad en la unidad de trabajo por la justicia, y mis pensamientos sobre la unidad de todas las luces. Tú haces imponer grandes sacrificios en el hombre, sólo para obligar a perseguir toda su riqueza y todas sus delicias, y la dulzura le obligas a buscar todos estos tesoros, porque usted sabe que sólo pueden hacer feliz, sólo para ti la función, se acelera y genera y los creó. En verdad, el Dios de mi vida, no puedo encontrar en ninguna parte salvo este árbol no está en la raíz y la realización de mi ser. También la estopa en el corazón humano a inclinarse que sólo tú tienes el resto. Así que no cesaron un instante operaciones en mí que no sólo puedo vivir, pero ese nombre puede ser conocido entre las naciones. Sus profetas han declarado que los muertos no te puede alabar; asegúrese entonces de que la muerte nunca te acerques a mí, porque yo quemo ofrecer Ti alabanza inmortal; Puedo grabar con el deseo de que el Hijo eterno de la verdad nunca puede tener que reprochar al corazón del hombre no tiene la más mínima nublar su esplendor o la menor disminución de su poder. Dios de mi vida, la expresión de cuyo nombre lleva a cabo todas las cosas, restaurar mi naturaleza que Tú me has dado en la primaria, y me manifestaré ese Nombre entre las naciones, y que van a aprender que tú eres sólo su Dios sólo la vida tu es esencial, ya que sólo tiene el arte del movimiento y el principio de la razón de todos los seres. Haz tú sembraste la semilla de tus deseos en el alma del hombre, en ese campo donde nadie puede competir con usted, ya que es usted quien lo trajo a la existencia. Siembra tus deseos en el alma con el poder del amor tuyo, puede ser arrancado de las profundidades que mantienen reprimidas y el tragariam siempre hacia arriba. Para mí, el reino de las imágenes; esparcir las fantásticas barreras que ponen una inmensa gama de expansión de la oscuridad entre tu luz viviente y yo, entomología doblo. Mostrar a mí el carácter sagrado y el sello divino de que Tú eres el guardia; perforar el centro de mi alma con el fuego que arde en mi alma puede quemar el árbol hasta sabe Tuyo vida inefable y de las delicias
inagotable de Tú existencia eterna. Soy demasiado débil para soportar el peso de su nombre, les dejo a Ti que me dio la tarea de erigir su edificio completo aunque estés primeras fundaciones en las profundidades de esa alma que Tú me diste de ser una antorcha y espectáculo de luz a las naciones, por lo que no más vivir en la oscuridad. Gracias a Ti, oh Dios de paz y amor! gracias a Ti, porque Tú has sido consciente de mí, y no has querido que mi alma debe desear, por lo que los enemigos de tu reino se puede decir que el Padre forja sus hijos o es incapaz de cumplirlas.


SEGUNDA ORACIÓN DE SAINT-MARTIN


Me acercaré a Ti, Tú eres el Dios de mi ser; Me acerco a Ti, todo sucio como yo; Me mostraré con confianza delante de ti; No, vendré a ti en el nombre de Tu existencia eterna en el nombre de mi vida, en el nombre de tu santo alianza con el hombre. Estas ofertas serán para ti un sacrificio aceptable en el que tu Espíritu envía tu fuego divino, para consumir y transportarlo a Tu morada sagrada, todo cargado y lleno de los deseos de un alma necesitada suspirando sólo después de ti. ¡Señor, Señor! cuando escucho me articular el abismo de mi alma que consolar y palabra que llama al hombre por su nombre, proclamando su alistamiento en el ejército divino que vive, y cuando debería ser contado entre sus siervos? Por el poder de esa palabra sagrada, ¿encontraré tan rápidamente que rodeé por los monumentos eternos de Tu amor el poder, que voy a avanzar
audazmente contra tus enemigos, y huyan de los relámpagos terribles intermitentes desde tu palabra victoriosa. ¡Ah, Señor! un hombre de la miseria y la oscuridad acarician aspiraciones tan altas, tales esperanzas orgullosos? En lugar de atacar al enemigo, no sólo debe buscar una protección de la respiración? Dejará de armar más, amueblado no es él, como un objeto despreciable, reducido a lágrimas de vergüenza y la ignominia en la eliminación de arbustos
él, incapaz de mostrarse a sí mismo antes del día? En lugar de esos himnos triunfales que una vez que le siguieron en sus conquistas, no está condenado sólo para ser escuchado en medio de suspiros y gemidos? Concede al menos una bendición, Señor, que cuando usted busca mi corazón y mis riñones, usted sabe que nunca los encontró sin tu amor. Me siento, y siento incesantemente que todo el tiempo no es suficiente para alabar Tu hizo de esta santa obra de una manera que es digno de ti, todo mi ser debe ser propiedad y debe ser puesto en movimiento por Tú eternidad. , Por tanto, oh Dios de toda la vida y todo el amor, que mi alma puede fortalecer mi debilidad con su fuerza; Le pido permiso para entrar en una liga santa contigo por que seré invencible ante los ojos de mis enemigos que me unirá así por los deseos de mi corazón y de la Trinidad que siempre se sintió como un celoso para preservar tu gloria a Ti, oh Señor arte ansioso por mi liberación y la felicidad.


TERCERA ORACIÓN DE SAINT-MARTIN


Esposo de mi alma! puesto que concibió el deseo de la sabiduría, ayúdame a dar a luz a este hijo muy amado, a quien no puedo apreciar lo suficiente. Tan pronto como ve la luz, lo sumerja en las aguas bautismales puras que le da vida al Espíritu, y es que jamás contados entre los miembros fieles de la Iglesia del Altísimo. Como una madre joven, hace Usted llevarlo en tus brazos hasta que sus extremidades débiles tienen fuerza para su apoyo, y protegerlo de todo lo que es dañino. Esposo de mi alma! desconocido excepto por los humildes, que rinden homenaje a tu poder, y yo no confiaría en las otras manos que el hijo de la trinidad de amor
que me has dado. Nutrir mí, cuidaré de sus primeros pasos le instruyen y cuando sea grande en el honor que le debe al Padre, para que tus días se alarguen en la tierra; inspirarlo con respeto y amor por el poder y las virtudes de aquel que le ha dado. Esposo de mi alma! También me inspiro, yo primero, para nutrir este niño precioso incesantemente con la leche espiritual, que Tú has formado en mi pecho. ¿Puedo alguna vez ver a mi imagen hijo del Padre, el Padre de la semejanza de mi hijo, ya todos aquellos a quienes Tú mayst engendran dentro de mí el curso incorruptible de eones. Esposo de mi alma: que sólo conocen los santificados, sé Tú a la vez el mentor y modelo de este hijo de Tu Espíritu en todo momento y coloca sus obras y ejemplo pueden proclamar su origen celestial. Lugar perpetuo ante la gente de su Majestad y el nombre. Esposo de mi alma! tales son las delicias que ha preparado para los que le aman y buscan la unión con Usted. Perish siempre el último porque me tentaría a romper nuestra alianza sagrada! Perecerá eternamente que me persuada a preferir otro cónyuge! Esposo de mi alma! Rápidamente me tome como su propio hijo; déjame ser así, y derramo en nosotros todas las gracias que
no tanto reciba su amor. Que yo pueda vivir sin más si prohibir las voces de mí mismo y mi hijo de unir para la celebración eterna de tus alabanzas en la canción como ríos inagotables nunca engendraron por el sentido de tus maravillas y tu poder inefable.


ORACIÓN DEL CUARTO DE SAINT-MARTIN


¿Cómo debo atreverse, oh Señor, por un instante para contemplar en mí mismo sin temblar ante el horror de mi miseria! Yo vivo en el centro de mi propia maldad, el fruto de toda clase de excesos que se hizo aún como una prenda de vestir; He indignado todos mis leyes, he abusado de mi alma, he abusado de mi cuerpo; Vi, y me vuelvo a diario, a una cuenta enfermo todas las gracias de su amor Trino continua por creature ingrato y desleal. A ti debo sacrificar todo y no dar nada hasta el momento en que su vista es como la de un ídolo, sin vida y la comprensión; sin embargo, me dedico todo a tiempo y nada de usted. Por lo tanto hago me arrojo de antemano en el abismo de la confusión, entregado a la adoración idolátrica en los que no se conoce su nombre. Actué como un tonto e ignorante de este mundo que pasa todos sus esfuerzos para anular los decretos del pavor de la justicia y hacer que esta terrible experiencia coloque la más larga de la fatiga y el sufrimiento en sus ojos. Dios de la paz y el Dios de la verdad, la confesión de mis faltas sean insuficientes para su perdón, le recordamos que los llevó y El y la lava en la sangre de su cuerpo, su alma y su amor. Como el fuego que consume todas las sustancias materiales e impuros, como este fuego que es su imagen, él regrese a Ti, libre de todas las manchas de tierra. Y a Él y por Él solo puede el trabajo de mi purificación y renacimiento se han cumplido. Y sólo Él tiene la majestad sagrada perdurar a considerar al hombre como sólo Tú eres el voluntarioso para acelerar nuestra sanidad y nuestra salvación. Contemplando con los ojos de tu amor que limpia todo, no ver ya no cualquier deformidad en el hombre, pero sólo esa chispa divina que está en tu propia semejanza, que tu ardor sagrado atrae constantemente a sí misma, como una propiedad de su fuente divina. Oh Señor, sólo incluye lo que es verdadero y puro como tu ser; el mal está fuera del alcance de Tu visión exaltada, y por lo tanto el hombre malo es como aquel a quien tú recuerdan más, a quien tus ojos no pueden arreglar, ya que no tiene más tiempo para más, o cualquier correspondencia con Tu. En este abismo de horror que he, no obstante, se atrevió a detenerse; no hay otro lugar para el hombre que no se sumerge en el abismo de Tu compasión. Aunque no es que antes no se enciende el corazón y los ojos de las profundidades de la iniquidad que él se encuentra en ese océano de la misericordia que abarca ya todas tus criaturas. Así que voy a postrarme ante Ti en mi vergüenza y la sentido de mi miseria; el fuego de mi sufrimiento secará dentro de mí el abismo de mi pecado, y no permanecerá para mí sólo el reino eterno de tu misericordia.


ORACIÓN QUINTA SAINT-MARTIN


Recuperar mi voluntad, oh Señor, y tomaré mi voluntad; a ver si puedo suspenderlo un instante delante de ti, los torrentes de tu vida y luz y no tiene nada que se le resista, vierta impetuosamente dentro de mí. Ayúdame a romper las barreras lamentables que me separan de ti; me armar en mi contra; triunfar dentro de mí sobre todos tus enemigos y los míos por someter mi voluntad.
El principio eterno de todo gozo y de toda la verdad! cuando seré lo renové sin los caminos tortuosos de mi conciencia y yo, salvo en su afecto permanente sólo revivió en vano? Cuando todo tipo de privaciones me parecen una ventaja, me preserva de toda esclavitud, y dejándome amplia en la que desea conectarse a la libertad del espíritu de Tu sabiduría? Cuando males se me aparecen como favores concedidos por Ti, como tantas oportunidades de victoria, tantas ocasiones de recibir darle las coronas de gloria y que se distribuya a todos los que luchan en tu nombre? Cuando todos los beneficios y alegrías de esta vida a ser para mí como tantas trampas, establecen sin cesar por el enemigo que puede establecer en nuestros corazones un dios de la mentira y la seducción en lugar del Dios de paz y de verdad que debe reinar allí para siempre? Cuando en, serán el santo celo de tu amor y el ardor de mi unión contigo gobernar y hacerme renunciar con alegría a mi vida, mi felicidad, con todos los afectos extranjeros a esto es un hombre criatura llamada, por lo que amor por Ti que Tú has dado todo por él, podría estar inflamado por Tuyo ejemplo? Conozco, oh Señor, no todos transportado por esta santa devoción, no es digno de ustedes, y todavía no ha dado el primer paso hacia usted. Su conocimiento será la preocupación del creyente que nunca se apartó de él por un momento, es el único, el verdadero lugar para el alma del hombre; no puede entrar en él sin que se llena inmediatamente con éxtasis, como si todo su ser se renueva y revivificada en todas sus facultades por los resortes de su propia vida, o puede retirarse aquí ahora sin ver luego entregado a todos los horrores de la incertidumbre, el peligro y la muerte. Apresúrate, Dios de consuelo, apresurar, Dios del universo, para comunicar a mi corazón uno de esos movimientos puros de tu santa e invencible! Una de ellas es sólo para establecer el reino de la eternidad, y para la resistencia constante y universal de todas las voluntades ajenas que se combinan en mi alma, la mente y el cuerpo para dar esta batalla. Entonces voy a dar a mi Dios en la dulce efusión de mi fe, entonces voy a proclamar sus maravillas. Los hombres no son dignos de tus maravillas, o para contemplar la dulzura de Tu sabiduría, o la profundidad de tus consejos; y yo, insecto vil que soy, puedo coincidir con los que me rodean, que merecen sólo las visitas de la justicia y de la ira? Señor, Señor! puede que la estrella de Jacob, me descansar por un momento para mí; Que tu santa luz se encendió en mi pensamiento, y tu voluntad más pura en mi corazón!



Viernes
ORACIÓN DE SAINT-MARTIN


Escucha, mi alma, escuchar, y ser consolado en mi aflicción! Hay un Dios poderoso que se compromete a curar todas mis heridas. Sólo él tiene este poder supremo, y Él ejerce sólo a aquellos que reconocen que Él posee y es su administrador celoso. No antes de él disfrazada como la esposa de Jeroboam a quien el profeta abrumó con reproches; venir más bien con la humildad y la confianza que debe ser inspirada por un sentido de males y horrores, y que el poder universal que no quisiere la muerte del pecador, ya que es el que creó las almas. Deje que el tiempo cumpla su ley en todo momento las cosas; acelerar no tu obra por trastornos; retrasarlo no por falsos deseos y especulaciones vanas, el patrimonio tonto. Preocupados solo con un cura interior, tu liberación espiritual, recoger con cuidado las escasas fuerzas que cada período temporal se desarrolla dentro de ti; hacer uso de estos movimientos secretos de la vida de tener ya más cerca cada día: Aquel que posee el pecho, y compartir la dulce libertad de un ser que goza plenamente el uso de todas sus facultades sin jamás encontrarse con un elemento de disuasión. Cuándo estos éxtasis feliz te transportará, conocer el aumento en tu lecho de dolor, y clamad a este Dios de la misericordia y el Todopoderoso, Señor, ¿Tú dejar languidecer en la esclavitud y la vergüenza esta imagen antigua de sí mismo a quien el edades pueden haber enterrado bajo su polvo, pero nunca han sido capaces de borrar? Habiendo fracasado atrevido a poner esos días en que habitó en el esplendor de tu gloria. Sólo se ha cerrado el ojo de la eternidad, y se hundió a partir de ese momento de oscuridad, como en las profundidades del abismo. Desde ese lapso deplorable se ha convertido en la burla diaria de todos sus enemigos, que no contentan a cubrirla con la burla, lo han llenado con sus venenos, cargado con cadenas para que ya no podía defenderse, pero se convirtió en una presa más fácil de lanzarse su envenenamiento. Señor, Señor! esta larga y humillante prueba no es suficiente para que el hombre reconozca su justicia y hacer homenaje a tu poder? Esto no está infectada la masa del desprecio de su enemigo debilitado la imagen de deseo y sea suficiente para abrir los ojos y convencerlo de sus ilusiones? No temáis que al final estas sustancias corrosivas pueden borrar por completo su impronta y lo coloca más allá del reconocimiento? Los enemigos de tu luz y tu sabiduría confunden esta larga cadena de mis degradaciones con mi eternidad; ellos creen que su reinado de terror y desorden es la única morada de la verdad; reclamarían la victoria sobre sí mismos y poseer su reino. Por lo tanto, no deje que más vaya, oh Dios de celo y la envidia, la profanación de Tu imagen; el deseo de tu gloria me llena más que cualquier deseo de mi felicidad, aparte de que la gloria de su subida en su trono inmortal, el trono de tu sabiduría, entusiasmados con las maravillas de tu poder; entre un momento en que la viña santa que has plantado desde toda la eternidad; empezar, pero una de esas uvas vivificantes que produce incesantemente; dejar que el flujo sagrado y regenerar el jugo en mis labios; humedecer mi lengua reseca, entra en mi corazón, llevará a ella con alegría y vida, penetrar en todos mis miembros y hacerlos fuertes y sanos. Entonces voy a ser rápido, ágil, vigoroso como el primer día cuando me sacó de las manos. Entonces los enemigos, frustrados en sus esperanzas, rubor de vergüenza y temblar de miedo y la rabia de ver a su oposición contra sí mismo hizo vano y la realización de mi sublime destino a pesar de sus esfuerzos audaces y persistentes. Escúchame entonces, alma mía! Escúchame, y ser consolado en su angustia! Un Dios poderoso que hay quien ha emprendido la curación de heridas.


ORACIÓN DEL SÉPTIMO DE SAINT-MARTIN


Me presento a las puertas del templo de mi Dios, y no voy a dejar que este humilde asilo de indigentes mi cajón he recibido mi pan de cada día del Padre de mi vida. Ver el misterio de este pan! Que he probado, y proclamaré su dulzura a las naciones no nacidos. O Eterno Dios de los seres; el título sagrado tomado por Aquel que se hizo carne para que pudiera manifestarse a las naciones visibles e invisibles; el espíritu de Aquel a cuyo nombre toda rodilla se doble en los cielos y en la tierra, y el infierno; tales son los tres elementos que componen este inmortales pan de cada día. Se multiplica sin cesar, como la inmensidad de seres que se nutren de ese modo, y, pese a todo ser su número, que no puede disminuir su abundancia. Desarrollado en mí los gérmenes eternos de mi vida, y permite la circulación en las venas la savia sagrada de mis raíces originales y divinas. Los cuatro elementos que lo componen han disipado la oscuridad y la confusión del caos de mi corazón; se han restaurado a la vida y la luz santa; su fuerza creativa me convirtió en un nuevo ser, y se convirtió en el tutor y el administrador de sus personajes sagrados y sus donantes señales de vida. Entonces, como su ángel y el ministro han Yo mismo se muestra en todas las regiones, para dar a conocer la gloria de Aquel que es elegido el hombre; Revisé todo el trabajo de sus manos, que distribuyó a cada uno de ellos los signos y caracteres que Él me ha impresionado por lo que podrían ser transmitidos a ellos. y confirmar las propiedades y poderes que recibieron. Pero mi ministerio no se limitó a la operación en los trabajos regulares de la Sabiduría Eterna; Me acerqué a alguno estaba deformado, y puse estos frutos de desorden los signos de la justicia y la venganza unido a los poderes secretos de mi elección; los que yo podía arrebatar de corrupción que se han ofrecido en holocausto al Dios supremo, y compuesta mis perfumes de las alabanzas puras de mi mente y corazón, para que todo el que vive puede confesar que el honor, la gloria, la alabanza se deben al Dios supremo como la fuente de poder y la justicia. Exclamé en los transportes de mi amor! ¡Bendito es el hombre, porque le has elegido como sede de Tu autoridad y el ministro de tu gloria en el universo. Bienaventurado el hombre, porque Le has permitido sentir, incluso en lo más profundo de su esencia, la actividad penetrante de tu vida divina. Bienaventurado el hombre, porque él puede atreverse a ofrecerte un sacrificio de acción de gracias fundada en el sentimiento inefable de todos los deseos de tu santo infinito. Facultades del mundo material! poderes del universo físico! así no es como tu Dios te ha tratado! Él te ha constituido los simples agentes de Sus leyes y las fuerzas que operan para el cumplimiento de sus designios. Por lo tanto ¿no hay otro ser en la naturaleza que no lo hace en segundo lugar en su trabajo y cooperar en la ejecución de sus planes. Pero Él no se da a conocer a usted como el Dios de la paz, y el Dios de amor; en el momento cuando trajo el ser ahora estaba perturbado por las consecuencias de la rebelión, ya que Él ordenó al hombre para dominar y gobernar. Aún menos, vosotros poderes pervertidos y corruptos, Él dispensan a usted esos favores con los que Él se ha dignado a abrumar hombre. Habéis logrado preservar aquellos que fueron concedidas en virtud de su origen; habéis soñado mucho más brillante y un más espléndido privilegio de ser el objeto de su afecto que actualmente sólo merecían ser víctimas de su justicia.
Meditar, sólo Él confió los tesoros de su sabiduría; este ser conforme a su corazón tiene Centró toda su afecto y todos sus poderes. Autor Soberano de mi espíritu, mi alma y mi corazón! sea bendito por siempre y en todas partes, porque has hombre, Tuyo criatura desagradecida y criminal, para recuperar estas verdades sublimes permitido. Tenía el recuerdo de Tu antiguo y sagrado pacto con destino no tu amor para restaurar la convocatoria, que se habrían perdido para siempre en el hombre. La alabanza y la bendición de aquel que ha formado al hombre a su imagen y conforme a Su semejanza que a pesar de todos los esfuerzos y todos los triunfos del infierno, se pone en su esplendor, la sabiduría y la felicidad de su origen. Amén.


ORACIÓN OCTAVO DE SAINT-MARTIN


Los hombres de la paz y los hombres de aspiraciones! contemplemos al unísono, con un santo temor, la inmensidad de la misericordia de nuestro Dios. Confesemos junto a Él que todos los pensamientos de los hombres, todos sus deseos más puros, todas sus obras ordenadas, no podían, cuando se combinan, acercarse al más pequeño acto de su amor. ¿Cómo debemos expresarlo? ya que no se limita a ningún acto o tiempos individuales, pero se manifiesta a la vez todos sus tesoros, y en una constante, universal, y por tanto no dañado! Verdad de Dios y el Dios de amor! Tú pues todos los días con el hombre las edades. Entre las infecciones que la mía y vileza tu mano incansable extrae lo que aún queda de aquellos elementos preciosos y sagrados de los que tú me forman al principio. Como la mujer ahorrativa en el Evangelio de consumir su luz para recuperar la moneda de diez centavos que perdió, lámparas Tus están siempre encendido, siempre se detiene a la tierra, siempre tienes la esperanza de recuperar el polvo de oro puro que se deslizaba de sus manos. Los hombres de la paz! ¿cómo debemos contemplar de otra manera que con santo temor y la extensión de la misericordia de nuestro Dios! Estamos mil veces más culpables hacia Él que a la vista de la justicia humana son aquellos malhechores que se arrastran a través de ciudades y lugares en público, cargados con las insignias de la infamia, y obligados a confesar sus crímenes en voz alta en las puertas de los templos y en presencia de los poderes que desafiaron. Al igual que ellos, y mil veces más merecidamente que ellos, deberíamos ser arrastrados ignominiosamente a los pies de todos los poderes de la Naturaleza y el Espíritu; debemos desfilar como criminales a través de todas las regiones del universo, visibles e invisibles, y deberíamos recibir en su presencia los castigos terribles y vergonzosos que se invocan por nuestras prevaricaciones espantosas. Pero en vez de encontrar jueces severos armados con venganza, he aquí un venerable Monarca cuyos ojos publicar su clemencia, cuyos labios absoluta perdón sólo para todos aquellos que no estén en posesión ciegamente a sí mismos sin culpa. Lejos de dispuesto que debemos usar el reproche de prendas de ahora en adelante, Él manda a sus siervos para volver a nosotros nuestro manto primitivo, para establecer un anillo en el dedo y sandalias en los pies. Por todos estos favores es suficiente, como hijos pródigos posteriores. Confesamos que no hemos podido encontrar en la casa de extraños la felicidad de la casa del Padre. Los hombres de la paz! Digan, ¿contemplar excepto con santo temor el infinito amor y misericordia de nuestro Dios? Digamos, no vamos a hacer una resolución santo permanezca fiel para siempre a Sus leyes y los consejos benéficos de su sabiduría? ¡Oh Dios! incomprensible en la indulgencia y comprensión pasado en el amor, puedo amarme a mí mismo más solo; No me gustaría mucho más si me has perdonado tanto. Amén.


FIAT LUX
LUZ INTERIOR AMONRA UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO.
FELILUXOR FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO.
A MIS PADRES Y HERMANOS QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA POR LA VIDA, POR EL AMOR Y EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA POR LA HUMANIDAD. POR LA VIDA DE NUESTRO HOGAR NUESTRO PLANETA TIERRA.

www.sanacionplaneta.org  www.fundacionliara.org  www.amonra.cl 

El Martinista Principios fundamentales del Martinismo
Formación Martinista Las Marcas del Martinismo
Ellus Cohem Discurso de Instrucción a un Recién Recibido
Estudios sobre la Francmasonería y el compañerismo Diez Plegarias de Louis-Claude de Saint-Martín
Ventajas de ser Martinista Meditación sobre el Pantaculo Martinista
Breve reseña histórica del Martinismo Explicaciones generales sobre el Martinismo
Principios y estructura del Martinismo Misterios Mayores y Menores
Un santo Martinista El mensaje oculto de Jesús y Divino Maestro
El Martinismo en América Oración primera
El Martinismo en Chile Los esenios y los manuscritos del Mar Muerto
Simbología de la espada Sermón de la Montaña
Plegaria al Filósofo desconocido El egregor de la Logia
Antigua Orden Martinista La orden Martinista
El Martinismo Fe, esperanza y caridad. Valores espirituales
El Martinismo y la Iglesia Gnóstica El hombre: Templo de Dios
Recorrido Histórico del Martinismo La Oración Louis Claude de Saint-Martín
Martinismo y el Movimiento Gnóstico Velad-Purifícate-pide-recibe y actúa. Saint-Martín
El Pentáculo Martinista Del Cuerpo Glorioso y de las consecuencias de su Caída
La Doctrina Martinista Mysterium Magnum Jacob Böhme
La Filosofía de el Martinismo El Sacerdocio del Hombre Nuevo
Las Huellas en el Martinismo El trabajo espiritual
Instrucciones sobre la Iniciación Martinista Breve Reseña Histórica y Fundamentos Del Martinismo
¿Que es la iniciación Martinista? El Simbolismo de la iglesia interna en el Martinismo
YEHOSHUAH Esencia del Martinismo
Principios Fundamentales Explicaciones generales sobre el Martinismo
Posición Real de la Orden Martinista Origen histórico de la Orden Martinista
Papus y el Martinismo Programa Espiritual Martinista
Discurso Iniciático Martinista Trabajos Martinistas en la noche
El Martinismo Ruso Diez dramaturgias de un filosofo desconocido Martinista
El Código Martinista Misterios Mayores y Menores Rene Guenon
La senda del corazón Árbol Sephirotico Martinismo

 

 

Lo siento tienes que instalar Quitcktime para escuchar la musica desde http://www.apple.com/es/quicktime/download/