ORACIÓN GNOSTIKA
UNA ORACIÓN GNOSTIKA
 

Presentamos a continuación la Tradux Gnostika de un breve texto contenido en el Códice VI de la Biblioteca Gnóstica de Nag-Hammadi. Se trata de una oración que expresaba el sentir de aquellos gnósticos que habían alcanzado la experiencia de lo Real, incluyendo el anhelo de continuar su Trabajo Interior.

Esta pequeña oración también se encuentra en el Papiro Minaut (catalogado con el número 2391 entre los papiros griegos de la Biblioteca Nacional de París). En esta colección se encuentra al final de una serie de textos mágicos, conformando el final de otro texto (que también se encuentra, al menos en parte, en la Biblioteca Gnóstica de Nag-Hammadi) conocido como el Asclepio.

 

La fecha en que debió ser escrito el original de esta oración posiblemente se encuentre entre el final del siglo II y el principio del III. Probablemente pertenezca a la escuela gnóstica Ofita. Como todos los demás textos de Nag-Hammadi se encuentra en lengua copta.

La Tradux Gnóstika que ofrecemos ha resultado de la fusión entre las técnicas de la Antropología Gnóstica y las interesantes discusiones y aportaciones (en este caso) de un nutrido grupo de estudiantes de varias universidades. Entre las polémicas más curiosas que han ido surgiendo a lo largo de los dos meses que se han empleado estaba la de si era más conveniente dejar la palabra Gnosis que aparece varias veces o sustituirla por el término castellano Conocimiento. Finalmente hemos optado por la primera opción ya que este término es suficientemente conocido por los estudiantes del gnosticismo en general. Además contiene una profunda significación interna para el gnóstico moderno, más limitada o confusa en su traducción al castellano.

Por fin, tras numerosas consultas y discusiones, esta es la última versión, sujeta a todas las revisiones que se puedan considerar en el futuro. Simplemente sumerjámonos en su mística belleza y deleitémonos en su gnóstica fragancia.

ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS
Esta es la oración que expresaron:

Te damos gracias todos nosotros. La psiquis y el corazón se encuentran orientados hacia ti, ¡oh Nombre Misterioso!, honrado con la denominación de Dios y bendecido con la denominación de Padre. Cada uno y la totalidad tienen a su disposición la benevolencia paterna, la amistad, el amor y toda enseñanza dulce y simple que proviene de ti, que nos has dado la Intuición (Nous), la Palabra (Logos) y la Gnosis. La Intuición para que podamos comprenderte, la Palabra para que podamos dirigirnos a ti y la Gnosis para que podamos conocerte.

 

 

Nos regocijamos por haber sido iluminados a través de la Gnosis. Nos regocijamos porque te nos has mostrado. Nos regocijamos porque, permaneciendo en el cuerpo (físico), nos has divinizado con tu Gnosis.
La unión del hombre contigo es lo único que hace que te conozcamos. Te hemos conocido, ¡oh Luz del entendimiento!*, ¡oh Vida de la vida!, te hemos conocido. ¡Oh Matriz de todo lo que es generado!. Te hemos conocido ¡oh Matriz que concibe del Padre!. Te hemos conocido ¡oh Eternidad del Padre generador!. Así adoramos al supremo Bien.

Te pedimos un solo deseo. Queremos permanecer en la Gnosis. Una sola protección deseamos, que no decaiga nunca, en nosotros, esta comprensión de la vida.
Una vez declarada esta oración, se besaron entre ellos y comieron el santo alimento, que no contenía sangre.* A partir de este punto, las expresiones de un claro carácter femenino, se dirigen precisamente a la parte femenina de la divinidad. Entre los gnósticos Dios es tanto Padre como Madre y ambas naturalezas son inseparables.

A MIS PADRES Y HERMANOS QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.
POR UNA HUMANIDAD EN QUE BROTEN NUESTRAS SEMILLAS FÉRTILES POR EL FLORECIMIENTO DE LA SANTA LUZ INEFABLE EN TODOS LOS CORAZONES DE LOS SERES HUMANOS.
FIAT LUX
AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO
 


Por la vida, Por el amor y por la humanidad de Nuestro hogar, nuestro Planeta Tierra. Santiago de Chile.