A la luz de la Luna una mujer se encuentra afuera de su casa. El viento sopla moviendo su falda en vaivén. En sus manos sostiene un cristal hexagonal, ella lo mira y de pronto siente unas vibraciones que la perturban.

El viento ha dejado de soplar. La Luna parece más brillante y ella siente una luz resplandeciente cayendo desde el firmamento.

La piedra se apacigua. Las extrañas vibraciones disminuyen. La mujer levanta la piedra y su energía se derrama por sus brazos, cubriendo su cuerpo como en una serie de corrientes eléctricas. Ahora ella se siente vibrante y poderosa.

Después de un rato baja la piedra y la toca con una de sus cejas. El ritual ha terminado. El cristal ha sido purificado y está listo para la magia.

Las piedras pueden encontrarse en la profundidad de la tierra o pueden estar expuestas al Sol y las estrellas. Son opacas y brillantes, densas o ásperas. Son azules, verdes, rojas y de colores que ningún arco iris podría representar. Son transparentes, turmalinas tricolores y mármol opaco. Son de sugilita púrpura real y cristal de cuarzo transparente.

Las piedras son regalos de la Tierra. Son manifestaciones de fuerza universales: de “Deidades”, “Diosas”, “Dioses”, que crearon todo lo que es, todo lo que fue, y todo lo que puede ser.

La Tierra es una parte pequeña de una vasta red de energía. Aunque una vez fue creado por ella, nuestro planeta ahora contiene sus propias vibraciones. Algunos de estos poderes, y sus manifestaciones, están allí para beneficiarnos.

Las piedras son las baterías mágicas que contienen y concentran las energías de la Tierra. Se cree que muchas están afectadas por los planetas o cuerpos celestes del sistema. Otras han sido asociadas desde hace mucho tiempo con estrellas muy lejanas.

La magia y las piedras están relacionadas desde la antigüedad. El viento y la lluvia les dan formas de animales. Han sido usadas como símbolos y como el centro de los ritos por miles de años. Las piedras preciosas han sido llevadas o usadas para protegerse de lo desconocido. Las piedras que son escasas, con formas raras o que exhiben propiedades eléctricas o magnéticas, han sido por mucho tiempo herramientas mágicas.

En épocas antiguas se esculpían las piedras con imágenes que parecían tener naturaleza religiosa o mágica. También servían como materiales de construcción. Con ellas se fabricaban otras herramientas para cortar el grano, fabricar vestimentas y practicar la cirugía. Las armas fueron parte esencial en su uso. Las rocas se calentaban para hervir el agua antes de la invención de las vasijas a prueba de fuego. Las piedras eran, a la vez, bellas y utilitarias, sagradas y profanas.

 

Con el correr de los siglos, los humanos han dependido de las piedras para aliviar los partos, conservar la seguridad y la salud personal y proteger a los muertos. Más recientemente, las piedras han sido usadas en la magia para un cambio interno y externo. Las piedras de la Luna se utilizaban para estimular la conciencia psíquica. La amatista a calmaba el mal genio. El perioto se llevaba para atraer la riqueza. El cuarzo rosado atraía el amor.

En la actualidad, tenemos a nuestra disposición más de cinco mil años de experiencia en la magia de las piedras. Muchos están descubriendo los poderes encerrados en las piedras.
¿Qué significa la magia de las piedras? ¿Cómo unas pocas rocas extraídas del polvo pueden ejercer algún efecto sobre algo? ¿Por qué los cristales de cuarzo, entre todas las cosas en nuestra era tecnológica superan las ventas de grabadoras y video cassettes?

Las piedras, como las hiervas, los colores, los metales, los números y los sonidos, no son inertes. Pueden yacer silenciosamente en la Tierra durante millones de años o descansar en un estante donde los colocamos la semana pasada, pero son herramienta activas y poderosas que poseen energías que pueden afectar nuestro mundo, y de hecho lo hacen.

Las piedras son regalos de la Tierra que podemos usar para mejorar nuestra vida y nuestras relaciones personales. Muchas son fácilmente disponibles a bajo costo, mientras que otras pueden recogerse de la tierra misma.

La magia de las piedras está construida sobre ideas simples y tiene resultados directos. El usar una piedra en magia pone en juego sus influencias y energías.

Si ha decidido armonizar y trabajar con las piedras, bienvenido al mundo de la magia cristalina. Podría no abandonarlo jamás.

¿Qué secretos guarda un guijarro desgastado por el agua que yace en la playa? ¿Qué energías ocultas laten dentro de la piedra en sus dedos o en las gemas alrededor de su cuello? ¿Acaso las rocas sobre las que camina podrían traerle el amor de su vida o ayudarlo económicamente?

Encuentre usted mismo las respuestas. Los poderes dentro de las piedras están disponibles para todos. Use los tesoros de la Tierra con sabiduría, y lo beneficiarán con todo lo que verdaderamente necesita.