JASPER

Ésta es una de las piedras más populares y se encuentra en diversos Colores tales como rojo, rosa, carmelita, amarillo y hasta una variedad de verdes. La Biblia habla mucho del jasper rojo. En revelaciones, San Juan describe al trono de Dios con la apariencia de una piedra de jasper. El jasper, la ágata y la piedra de sangre tienen una gran relación histórica entre sí ya que estas piedras siempre aparecen unidas en varias le­yendas. Pero el jasper de por sí ha formado parte de todas las civilizaciones antiguas. El jasper imperial era usado como piedra de identificación de una de las tri­bus de Israel. Los indios norteamericanos usaban el jasper rojo para atraer la lluvia y también como pro­tección contra todo tipo de peligros, sobre todo duran­te la noche. El jasper es excelente como estabilizante cuando se desea romper relaciones destructivas, redu­ce la ansiedad, los temores y el sentido de culpa. También ayuda a desarrollar más fuerza física.

 

AZABACHE

Esta piedra negro brillante es en realidad carbón comprimido. Desde el tiempo de los romanos siempre ha sido una de las piedras negras más popula­res que existen. Muchas personas conocen al azaba­che como ámbar negro. La piedra tiene fama como amuleto contra el mal de ojo, las hechicerías y como protección en viajes argos. El azabache no se debe in­tercambiar de una persona a otra. Sólo debe ser usado por una persona. En Latinoamérica se usa el azabache junto con el coral para proteger a los niños contra el mal de ojo. Las brujas celtas lo usan en collares alter­nando una cuenta de ámbar con una de azabache. Es­tos collares son símbolos de las reinas brujas y se dice que poseen grandes poderes mágicos.

 

LAPISLÁZULI

Esta bellísima piedra azul ultra marino "generalmente contiene trazos de pyrito, calcito u oro. El lapislázuli es una de las piedras más antiguas que existen ya que era la piedra preferida de los sacerdotes egipcios y de los faraones Se cree también que el zafi­ro que describe la Biblia como parte de la armadura de pecho de Aarón era en realidad un lapislázuli. Esta piedra tiene fama como gran ayuda para adquirir po­der, amor y sabiduría. Para los egipcios, el lapislázuli era tan apreciado que su valor era igual al del oro. El faraón siempre cargaba un lapislázuli en forma de un ojo enmarcado en oro, el cual se consideraba un amu­leto de gran poder. Esta piedra siempre se ha conoci­do como el símbolo de la verdad universal. El lapislázuli se puede usar para ayudarnos a concentrar, para aclarar la mente y desarrollar buen juicio y sabiduría. Esta piedra no se debe usar nunca en unión a otras piedras ya que de esta manera se pueden cancelar sus poderes. Tampoco se debe usar en forma de arete. Es preferible cargar la piedra suelta en una bolsita o usar­la en una sortija de oro.

 

MALAQUITA

Esta piedra es verde brillante pero de to­no opaco. La malaquita tiene bandas en su superficie en verde más claro en forma de ojos. Está compuesta de depósitos de cobre y se forma en las zonas oxidadas de las minas. Es suave y sensitiva y se dice que ayuda a desarrollar la intuición y la clarividencia. También era usada en tiempos antiguos para proteger contra el mal de ojo, tal vez por las formaciones de ojos que tiene en su superficie. La cualidad más extraordinaria de la ma­laquita es que se parte en dos pedazos cuando hay pe­ligro cerca para su dueño. Los antiguos egipcios pulverizaban la malaquita y la usaron de este modo para crear el primer maquillaje o "sombra" para los ojos. El uso de esta piedra se recomienda en los cuar­tos de los infantes y bajo el colchón de la cuna para protegerlos de todo mal. Cargada en una bolsita de ga­muza, se dice que ayuda a atraer la prosperidad en los negocios, el triunfo en todas las empresas y para prote­ger en contra de todo peligro.

 

PIEDRA DE LOBO

 

Es una piedra naranja extremadamente atractiva que es considerada de la familia de las ágatas. Es poderosa en la purificación del cuerpo físico, lo cual se logra pasándola por todo el cuerpo.

 

 

SARDONYX

Esta piedra es en realidad un onyx con franjas de sardo o calcedonia en los colores rojo, blanco y negro. El sardonyx era usado en la Edad Media para desvanecer malas vibraciones y todo tipo de su­frimiento. Es una piedra de gran poder que ayuda en la concentración de los deseos y atrae la buena suerte. El sardonyx protege a la familia y todo lo que le perte­nece a su dueño. También es estupendo para todos los que hablan en público ya que ayuda a establecer una conexión directa entre el individuo y su audiencia. Esta es la piedra específica del signo de Leo y se dice que los nativos de este signo deben cargar un sar­donyx siempre para que triunfen en toda empresa.

 

CELESTITA

Esta bella piedra azul celeste claro tiene destellos plateados y se dice que crea un eslabón per­manente y extraordinariamente positivo con el infini­to. Se usa en meditaciones y se carga en el bolsillo o la cartera, frotándose a menudo, sobre todo cuando existen dudas o temores.

 

PERIDOT

Este cristal está formado de silicato de magnesio de hierro y es generalmente color verde oli­va, aunque existe una variedad amarillo limón. El peridot era una de las piedras favoritas de los faraones y sacerdotes egipcios, quienes lo usaban para protegerse contra la envidia y los enemigos.

También se usaba para curar enfermedades del hígado y de los múscu­los. En la Edad Media el peridot pasó a conocerse co­mo crisolito verde. Este cristal siempre se monta en oro debido a su conexión tradicional con el sol. Por eso, es una de las piedras asociadas con el signo de Leo, a quien el sol rige. El peridot es una de las pocas gemas que se encuentran a veces en meteoritos, de­mostrando de esta manera su fuerte poder cósmico. El peridot debe usarse para contrarrestar malas influen­cias y para adquirir más energía solar.

 

TURMALINA

Este es el nombre que se le da a una familia mineral de silicato de aluminio mez­clado con varios metales. Generalmente la turmalina se forma en depósitos de cuarzo claro y tiene propie­dades eléctricas y magnéticas más poderosas aún que la familia de los cuarzos. La turmalina puede tener una gran variedad de colores como verde, rosa, rojo, azul, castaño y negro. Muchas veces está mezclada con diversos minerales, dando veracidad a su nombre que proviene de la antigua palabra hindú "turmali" que significa una piedra preciosa de colores mixtos. La más popular de las turmalinas es la conocida como melón de agua debido a su color rosa rodeado de una franja verde. Este cristal tiene una cualidad extraordi­naria y es que transfiere energía entre dos personas que tienen relaciones importantes entre sí. Uno de los usos más espectaculares de la turmalina es para man­dar mensajes telepáticos a otra persona a distancia. El cristal actúa como un telégrafo cósmico de gran po­tencialidad y transmite pensamientos e ideas a la per­sona que se desea influir. La forma de usarse es frotándola rápidamente hasta que se caliente entre los dedos. Entonces se manda el mensaje, generalmente de amor o positivo. Las piedras y cristales son entida­des muy elevadas y no se prestan para ningún tipo de acción o magia negativa.

 

TURQUEZA

Esta piedra es un sulfato de aluminio y cobre hidrolizado y se consigue en tono de azul o ver­de. Las turquesas azules tienen más depósitos de co­bre mientras que las verdes tienen más aluminio. Se encuentra en todas partes del mundo y es considera­da de gran valor por muchas culturas y civilizaciones. En el oriente se conocía como la piedra de los turcos. De ahí el nombre turquesa.

Los indios de México y del suroeste de los Estados Unidos usaban la turquesa para guardar los cementerios. Los sacerdotes indios la usaban sobre el pecho cuando invocaban al "gran es­píritu de los cielos." Los indios creían que la turquesa era la piedra universal y que permitía que la mente se uniera con el infinito. Con excepción de la perla y el ópalo, la turquesa cambia de color más que cualquier otra piedra. Por eso los antiguos decían que esta pie­dra da su vida por su dueño.

Cuando cambia de color indica que se avecinan problemas o que la persona necesita descansar. Esto tal vez se deba a que cuando, una persona está muy cansada o tensa, hay una eleva­ción del nivel de cobre en el cuerpo. Muchos expertos creen que el cobre del cuerpo interacciona con el co­bre de la turquesa ocasionando el cambio de color. La turquesa protege en contra de excesos y calma los nervios, eliminando las tensiones.