Equinoccio de otoño 2009

UN SALUDO DE LA SOCIEDAD DE LA LUZ INTERIOR AMONRA CHILE
PARA EL MUNDO DIVINO DE CADA ALMA,
DE CADA SER, DE CADA ESPÍRITU EN ESTE MUNDO TAN CONVULSIONADO
EN QUE NOS DESENVOLVEMOS EN LA ACTUALIDAD
CON EL Temible CRECIMIENTO Y DESARROLLO
DEL CALENTAMIENTO GLOBAL.
QUIZAS SEA EL PROCESO HACIA UN NUEVO CICLO QUE DEBEMOS VIVIR COMO MUCHAS TRANSFORMACIONES QUE HA TENIDO EL PLANETA EN TODA SU HISTORIA ANTE ELLO IGUAL DEBEMOS Y TENEMOS LA MISIÓN Y OBLIGACIÓN DE AYUDAR DE LAS MAS DIVERSAS FORMAS Y MANERAS QUE ELLO SEA MAS FÁCIL Y MENOS DOLOROSO PARA NOSOTROS Y PARA TODOS NUESTROS HIJOS Y SERES QUE NOS SIGUEN, ES TIEMPO DE REFLEXIONAR Y ACTUAR.
ES TIEMPO DE DESPERTAR MÁS LAS CONCIENCIAS POR UNA HUMANIDAD EN LUZ, VIDA Y AMOR.
LO QUE LE SUCEDE A LA NATURALEZA DEL PLANETA, LE SUCEDERÁ TAMBIÉN AL SER HUMANO Y A TODOS LOS SERES VIVOS…
DE TODOS DEPENDE LA EXISTENCIA Y CONSERVACIÓN.
LA DIFERENCIA ESTA EN CADA UNO DE VOSOTROS
DE DAR A NUESTRO PLANETA SOBREEXPLOTADO
EL ALIMENTO QUE TAMBIÉN NOSOTROS NECESITAMOS.
TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA HUMANIDAD
EN EL DESPERTAR Consciente…
FIAT LUX


"La visitare por los días en que se olvidaba de mi, la seduciré, la llevaré al desierto y le hablaré a su corazón. Quitare de su boca el nombre de los ídolos, y ya no se nombraran mas." (Os 2)


El EQUINOCCIO DE OTOÑO
Llega el 20/03/2009 a las 11:44.
Mucho se ha habla acerca de los equinoccios, los antecedentes y datos más antiguos hablan inclusive desde los inicios de la humanidad.
Se sabe que la naturaleza es un factor determinante en las acciones del hombre, el agua y sus ondinas, la tierra y los gnomitos, el aire y sus sílfides y el sol a través de sus salamandras, los que son elementos generadores de la vida, vida que el creador y Arquitecto de el universo nos ha dado a todos, tantos a los del pasado como los de el presente y los que nos seguirán para la generación y regeneración en la evolución cósmica del ser.
Durante este fenómeno, el Sol hace un recorrido eclíptico sobre la Tierra, cruza el Ecuador y pasa del hemisferio sur al norte, dando lugar a este evento, en el cual el día y la noche son iguales en todo el mundo, con una duración de 12 horas cada uno.
Equinoccio proviene de la palabra euqus: igual.
Y nox: noche.
Cada año suceden dos acontecimientos de este tipo el de otoño y el de primavera, con fechas aproximadas del 21 de marzo y el 20 de septiembre, respectivamente.

Como deberíamos saber, en las estaciones de la naturaleza se producen por una combinación de diversos movimientos y fenómenos:
Traslación y rotaciones de la Tierra, y de la inclinación del eje y la posición relativa del Sol con respecto a la Tierra.
No en todas las latitudes de la Tierra están completamente definidas las estaciones, porque en algunas los rayos del sol llegan más oblicuos, y además hay que considerar los cambios climáticos producidos por los océanos y los vientos y el calentamiento global y abuso del hombre con la naturaleza.
En las zonas templadas, en cambio, es notoria la presencia de cuatro estaciones bien definidas.
El Equinoccio de Otoño en el occidental. Hablando figuradamente, es aquí donde cielo y tierra, espíritu y materia, se unen. El hombre ocupa una posición en la línea del horizonte, compartiendo la naturaleza de ambos. Así como responda a una u otra, las balanzas del destino se inclinarán a derecha o izquierda, hacia la luz o las tinieblas, al bien o al mal, a la vida o a la muerte. El Cristo Cósmico es la manifestación de la fuerza solar y, como tal, Él hace cuatro grandes contactos con nuestro planeta en el curso del año. El primero ocurre en el Equinoccio de Otoño. Para el cristiano esotérico, esta es la verdadera Crucifixión, pues entonces el Espíritu de Cristo, como Ser Cósmico, carga sobre Él la Cruz de la materia.
En el Equinoccio Vernal oriental, la fecha asociada históricamente con su Crucifixión, Él está liberándose realmente de dicha cruz y regresando a Su Padre que está en los Cielos...

El ciclo Cósmico puede compararse a los principales hechos de la vida de Cristo Jesús, según es narrada en los Evangelios. Cuando el Sol entra en Virgo tiene lugar una inmaculada concepción; y cuando penetra en Libra, En el Equinoccio de Otoño, la Luz de Cristo desciende, tocando el plano físico de la Tierra. Entonces ocurre la divina maravilla de una vivificación del planeta.

Durante cada día de este intervalo sagrado, la luz penetra más profundamente en el cuerpo de la Tierra hasta que en el Solsticio de Invierno es enfocada en el mismo corazón del planeta y las Huestes del Cielo cantan a medianoche el nacimiento del Sol del Año Nuevo, simbolizado también en los cantos egipcios a media noche.
A mediados de agosto, cuando la Iglesia celebra la Fiesta de la Asunción de la Virgen, la primera insinuación de la proximidad de la época santa se percibe por los sentidos místicos (15 de agosto) .Por unos pocos días, durante el mes de verano, parece haber una isla de paz otoñal, luego ésta es una vez más arrollada por el letargo del verano antes de que el Sol toque el signo de Virgo.


En el festival egipcio de la cosecha, el Faraón (representando al Dios-Sol Horus), caminaba enfrente de un sagrado toro blanco y sembraba las primeras semillas de cebada para asegurar la paz y el bienestar de su pueblo durante el año venidero. Entre los hebreos la celebración del Otoño culminaba en la Fiesta de los Tabernáculos, donde los aspirantes a los Misterios residían por siete días en cabañas construidas con maderas como olivos, palmas y cedros y que habían sido bendecidas expresamente (expresada en el éxodo)
En Babilonia, unas cabañas similares que eran construidas para la meditación y preparación, eran llamadas casas del matrimonio sagrado. Libra es el signo que rige el matrimonio.
Simbolizado hoy en día en la polaridad que dice el padre, o Sacerdote, en la salud y enfermedad, pobreza y riqueza etc…..

Esto es expresado en los cristianos en el simbolismo del dragón con el ángel Miguel.
La imagen simbólica de Michael matando al dragón posee un significado tanto personal como cósmico, pues la maldad colectiva puede insinuar la forma de una serpiente o dragón, como era simbolizado en años muy remotos.. Cada año, en el Equinoccio de Otoño, Michael entra en conflicto simbolizado en la lucha con el dragón, no es algo que ya haya pasado sino que ocurre cada un año.

La Biblia es palabra viva, no es letra muerta que se repite sin ninguna profundidad espiritual y ningún significado interno, las letras son solo un ropaje que se ocultan las verdaderas enseñanzas, no solo de judíos sino de toda raza o nación, todos han aportado y todas las religiones son benditas, todas con sus faltas y su ignorancia nos ha proporcionado una parte de la verdad y cada una de ellas le ayudaran a comprender una parte del gran océano de la infinidad que el cerebro no puede comprender.
Antiguamente la humanidad y el ser humano vivía más en contacto con lo natural y estaba regida por estos ciclos naturales en todo su actuar y se respetaba con ritos de gratitud y bondad por la generosa vida que pasaba cada ser humano, lo que en la actualidad está más cerca de la materia rutinaria que la vida de la gratitud divina y espiritual, es decir la vida robótica, artificial e inconsciente.
Sin embargo, consciente o no, el organismo se rige siempre por estos ciclos naturales pues su actuar influye igual en las constelaciones visibles e invisibles del ser humano, y todos los seres vivos, internamente enfrentan todo este proceso en forma positiva u negativa, dependiendo de los estado de evolución de cada ser.

Si nuestra mente externa e interna no va acorde a ello, se produce un mayor gasto de energía, una tensión y cansancio prematuros y a su vez las enfermedades se acrecientan en la mayoría de los casos.

TRABAJO ESPIRITUAL Y MÁGICO
QUE PODEMOS REALIZAR POR EL DESPERTAR DE LAS CONCIENCIA DE LAS ESTACIONES EN NUESTRO SER INTERNO y EXTERNO. COMO la de NUESTRA VIDA Y LA DEL Planeta. Este es tiempo de recuerdos y de balances de todo lo que hemos realizado. Mire hacia atrás y examine lo que ha realizado y hecho y lo que no se ha atrevido a realizar, y lo que ha sido y no ha sido, lo que deseaba ser y ya no es. Evoque los días perdidos; rememore los distintos rostros que a lo largo del tiempo reflejaba el espejo cuando se miraba en él. Piense en el niño que fue y ya no lo es, en los recuerdos que ha olvidado, en los sueños que no se cumplieron y en los que ni siquiera se atrevió a soñar. Es el momento de prepararse para despedirlo y reflexionar sobre los ciclos de la vida:
Nacimiento-Crecimiento-Madurez Y muerte.
Debemos recordar y aceptar que todas las cosas tienen un final, pero con la conclusión de que cada final conlleva asimismo un nuevo comienzo. Es el momento de agradecer al Dios y a la Diosa y madre naturaleza y sus elementos, las bendiciones que nos han otorgado hasta ahora, de mirar hacia los esfuerzos del pasado y ver que han dado fruto y si algunos no dieron sus frutos también es el momento de reflexión y acción a cambiar el escenario a un concepto de vida solida, esa es la labor de un ser que cree en la divinidad suprema y que busca el despertar de la conciencia.
Que bueno es poder recibir las nuevas estaciones, celebrar los cambios y los movimientos sobre nuestra Divina y Madre Tierra.
Desde siempre pueblos originarios y antiguas tradiciones han levantado sus ritos y ceremonias para aliarse a la Naturaleza, honrando y renovando así la vida, de alguna manera en el poder de sus ciclos.
De esta forma damos la bienvenida a la estación dorada, conscientes del compromiso de los elementos en la preparación de una buena tierra para las nuevas semillas. Agradecidos de sus vientos que purifican,
Dando nuevos aires a nuestros pensamientos.
Celebremos la magia del cambio,
Que se presenta para nosotros como un gran regalo,
Como una posibilidad para integrarnos a la gran danza de la vida.

Se trata de una festividad muy alegre que celebra la abundancia y la generosidad de la Tierra y que completa la recolección del grano.
Pero se trata también de un momento de equilibrio:
Las fuerzas de la oscuridad y de la luz se encuentran en igualdad, A partir de este instante, la oscuridad irá ganando terreno hasta alcanzar su punto álgido el Solsticio de Invierno, El Equinoccio de Otoño marca el comienzo de una época de serenidad.
El verano va perdiendo fuerza y las hojas de los árboles comienzan a dorarse. Poco a poco, la Naturaleza nos ofrece un auténtico espectáculo de color que invita a la relajación, al descanso, antes de que comiencen los duros meses de invierno.
Los colores propios de esta festividad son los rojos, anaranjados, dorados, marrones y violetas Que permiten sintonizar con las energías de este día.



ALGUNAS ANALOGÍAS E INTERPRETACIONES DE LOS CICLOS DE CADA AÑO.


En invierno es época de siembra, Allí procuraremos, como el sembrador, elegir los mejores granos. Análogamente es época de pensar en nuestros objetivos para el nuevo ciclo, conforme a la experiencia adquirida, En primavera la naturaleza florece, se exterioriza. Debemos aprovechar esta energía para fortalecer nuestro impulso a actuar, a poner en ejecución los pasos necesarios para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto.

El verano es época de desmalezar y regar. Análogamente debemos efectuar una revisión en la marcha de nuestros propósitos para verificar si va camino a lograrse y corregir lo que sea necesario. Desmalezar equivale a superar los obstáculos, eliminar todo pensamiento y actitud negativa que pueda impedir un buen fruto.
El otoño es época de cosecha y recolección, Allí deberemos obtener el resultado de nuestro trabajo.
Estos resultados pueden ser muy buenos, buenos frutos y allí aprenderemos que el procedimiento empleado ha sido correcto, Otros objetivos habrán sido logrados sólo parcialmente o no tal como lo esperábamos. Es la fruta de segunda o tercera selección.
Aprenderemos cómo corregir en el futuro nuestro trabajo, Por último, habrá objetivos que no se consiguen, Es el fruto pasmado o podrido. Debe ser rápidamente apartado, También aquí aprenderemos.
Sabremos que de ese modo como lo hemos hecho, no conseguimos lo esperado y por tanto habrá que probar una nueva estrategia.
En esta época, entonces, procedemos a la evaluación de nuestros logros, Esta evaluación nos permitirá aprender cosas nuevas, procedimientos mejores, para formularnos nuevos propósitos y corregir defectos.
Elegiremos los mejores frutos y de allí sacaremos las mejores semillas para la futura siembra. Análogamente un mes está sujeto a estos mismos cuatro procesos, Y también un día.
Es importante irse a dormir cuando ya se ha evaluado y se ha descansado, para que el sueño no sea perturbador, Un sueño perturbador será causa de negatividad y estrés al día siguiente.
La noche equivale al invierno, allí nos formulamos los objetivos para el día siguiente. La madrugada equivale a la primavera.
Toda la naturaleza, y nosotros, estamos con el mayor impulso para conseguir nuestros propósitos. La mente y el cuerpo están más descansados. Es el momento de planificar el día. El mediodía es como el verano. Momento de revisión y corrección de nuestro actuar, El atardecer es como el otoño. Al término de la jornada de trabajo debemos evaluar lo obrado en el día y recordar nuestros actos, Estudiar cómo podemos corregirlos en el futuro.
Tomamos alguna actividad recreativa para que en la noche, equivalente al invierno, de acuerdo a la experiencia adquirida y a la evaluación, planifiquemos el día siguiente.
Irse a dormir con esta planificación, causa además que el subconsciente acuda en nuestra ayuda y nos entregue soluciones para actuar con más eficiencia. El otoño es época para evaluar y corregir lo que hemos hecho, Si se procede así, es seguro que en el futuro cuando se presenten acontecimientos semejantes, obraremos mucho mejor y con más éxito.
Todo es posible de mejorar de acuerdo a la voluntad divina en evolución de cada alma y de cada ser.
Por la vida, Por el amor Y por la humanidad
Por la vida de nuestro hogar, nuestro planeta tierra…


SANTIAGO DE CHILE, MARZO 2009
FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO
FUNDACIÓN AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO...
A MIS PADRES Y HERMANOS
QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.
POR UNA ALIANZA FORTALECIDA EN LA CONSERVACIÓN
A LO QUE PADRE DE LOS MUNDOS
NOS HA DADO COMO HERENCIA KARMICA
EVITANDO desde HOY EL RECALENTAMIENTO GLOBAL
y la destrucción de la vida.