EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y POSIBLES COLAPSOS

No culpemos a las estrellas de todas nuestras calamidades,
en todo caso asumamos con honestidad que somos nosotros
mismos quienes las creamos.”
William Shakespeare



Hay clara evidencia de que nuestro planeta esta colapsando, la temperatura del planeta ha estado aumentando debido a la quema constante de combustibles para nuestras maquinas y fabricas, esto ha provocado el derretimiento de los glaciares de la tierra lo que ha liberado agua a la atmósfera haciendo crecer a los ríos, mares y provocando grandes lluvias. Las inundaciones recientes en Europa, Asía y América así lo confirman.

Recientemente también se descubrió desde el espacio una enorme nube de contaminantes esparcida a lo largo de varios países de Asia que provocó nocivos efectos en la población, pero sobre todo contribuyo al "efecto de invernadero" lo que elevará aún más la temperatura de nuestro planeta en el futuro cercano.

Por todos lados hay problemas y pleitos por posesión de tierras, desempleo, hambre y pobreza, no cabe duda los recursos son cada día más escasos.

En la tierra existen miles de especies vivientes pero solamente una, el ser humano, consume el 40% de los recursos del mundo. Cada 10 segundos desaparece el equivalente a cinco campos de fútbol de bosques y selvas. Cada diez segundos se extingue una especie de animal, especie que jamás volverá a regocijarse de vivir en este planeta que le dio la vida. Y cada diez segundos llegan veinticinco personas más que reclamarán "sus derechos" haciendo que ese 40% muy pronto se eleve más, porque desafortunadamente seguimos pensando que la única manera que tenemos de trascender es reproduciéndonos.

Mientras los recursos naturales han ido dramáticamente a la baja la riqueza expresada en cosas materiales y en ceros de una cuenta bancaria han crecido a niveles inimaginables. A pesar de ello tenemos muchas paradojas, mientras más "ricos" somos más infelicidad hay en el mundo, mientras más personas somos más solos nos sentimos y mientras más religiones tenemos hay más vacíos espirituales.

Por si fuera poco la competencia desmedida dentro de un sistema con cabida para pocos ganadores y muchos perdedores ha creado una inequitativa distribución de la riqueza generando mucha pobreza y desempleo para contribuir a aumentar la infelicidad y la frustración de una sociedad basada en el consumo y satisfacción de los más básicos instintos del ser humano.

Albert Einstein solía decir:
"Locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes".

No hace falta ser Einstein para saber que de no cambiar nuestras prácticas sociales más pronto de lo que pensamos la vida en este planeta se extinguirá y nosotros con ella.

¿Qué podemos hacer para salir de esta trampa mortal que hemos creado?

Combatir la esencia de todos nuestros males: El egoísmo. Esa ilusión humana que nos hace creer que somos seres independientes a lo que nos rodea y que todo lo que existe es para nuestra satisfacción y beneficio.

Durante siglos hemos inventado y repetido historias que nos proclaman los dueños del mundo "el centro de la creación" que nos dan todos los derechos sobre nuestra compañera (la mujer) y que nos permiten "enseñorearnos" sobre los demás animales.

¿Será acaso nuestro destino sucumbir ante tal espejismo?

A pesar de lo que digamos y creamos seguimos sujetos a las leyes de la naturaleza y ahora hemos comenzado a pagar el alto precio por nuestra soberbia e ignorancia. En la naturaleza la ley que manda es la continuidad del más fuerte, y fuerte me refiero en términos de adaptación con su entorno. En la lucha por sobrevivir todas las especies han tenido que ser egoístas y buscar a toda costa el dominio de su entorno para favorecer su desarrollo. Podríamos decir que la evolución de las especies ha estado basada en un enorme egoísmo que les ha permitido sobrevivir, es por eso que no es raro que una especie que tome el control de todo un planeta tenga como característica principal el egoísmo. Todas las especies son egoístas y pueden sobrevivir durante un tiempo en un perfecto equilibrio, pero tarde o temprano la perfecta adaptación de alguna de ellas le hará predominar sobre las demás, controlando por completo su entorno, adaptándolo y cambiándolo a sus necesidades y requisitos, expandiéndose a costa de la extinción de las demás. Hubo una época en que los virus dominaron el mundo y también los dinosaurios pero afortunadamente algo sucedió antes de que terminaran por consumir a toda la vida sobre la tierra.

Cuando una sola especie llega a un punto de control tal que transforma todo el medio ambiente a sus necesidades la vida es insostenible para las demás especies de las cuales la especie dominante también dependía para vivir, por lo tanto el resultado es la extinción completa de la vida en ese planeta.

¿Será este el destino de todas las especies?

Sí, a menos que alguna de ellas logre a tiempo combatir el egoísmo. Tal vez en toda la historia del Universo, el ser humano es la única especie viviente que desarrollo para sobrevivir inteligencia y conciencia. Conciencia para entender que el verdadero lugar que ocupamos dentro del Universo y comprender que todo esta íntimamente relacionado, que la sensación de independencia es tan solo una de las tantas ilusiones de nuestra mente, la cual suele hacerle más caso a los sentidos que a la razón. ¿Pero que acaso la vista no nos dijo que la tierra era plana?, no fue hasta que el hombre observo y razonó que se dio cuenta que el mundo en el que vivía era redondo.

La ilusión de independencia nos hace creer que podemos ganar a costa de que otros puedan perder, nos impide trabajar en equipo, nos lleva a imponer nuestra voluntad y puntos de vista a costa de someter los de los demás y también es generadora de envidias. Pero también es la raíz fundamental de nuestro profundo miedo a la muerte y a la soledad.

Solamente despertando nuestra inteligencia podremos desarrollar una visión que nos libere de esta peligrosa ilusión para darnos cuenta que las cosas no son lo que parecen a simple vista. El despertar este preciado talento no solo nos ayudará a competir contra esas maquinas cibernéticas que repiten y memorizan mucho mejor que nosotros, pero que no piensan aunque si se apoderan de nuestros trabajos, sino que también nos permitirá desarrollar una clara visión del Universo en que habitamos para poder entender que no somos el centro de él, sino tan solo una pequeña nota de la sublime Sinfonía Cósmica.

En una ocasión el Jefe Piel Roja de Washington escribió lo siguiente:

"Los caras pálidas deben enseñarle a sus hijos lo que los nuestros ya saben: que la tierra es nuestra madre, lo que la tierra padezca será padecido por sus hijos… El hombre no teje el destino de la vida, el hombre es sólo una hebra en ese tejido, lo que haga en ese tejido, se lo hace a sí mismo."

Albert Einstein también se refirió a ello de la siguiente forma:

"El ser humano es tan solo una parte del todo, llamado "Universo", una parte limitada en tiempo y espacio. Se percibe así mismo, en pensamiento y sentimiento, como algo separado del resto -un tipo de ilusión óptica del subconsciente-.
Esta ilusión es una clase de prisión para nosotros, nos restringe a decisiones personales y por tanto afecta a los que nos rodean…

Nuestra tarea debería de ser liberarnos de esta prisión, ampliando nuestro circulo de compasión para incluir a todas las criaturas vivientes y a toda la belleza de la naturaleza."

Buda hace más de 2,500 años lo dijo así de breve:
"Yo soy aquello, tu eres aquello, todo es aquello".

Es solo despertando nuestra conciencia y profundizando en el conocimiento del Universo que entenderemos lo íntimamente relacionados que estamos con él, entonces nos quedará claro que nuestras acciones afectan al todo y el todo nos afecta a nosotros porque todo es uno. En un mundo con tantas variables y fuerzas en juego en el que no tenemos control sobre nada, más que sobre nosotros mismos, debemos de comenzar un cambio dentro de nosotros, porque es ahí donde reside el egoísmo pero es ahí también donde está la fuerza y capacidad para vencerlo.

Hay mucho que puedes hacer por ti y por el mundo. Despierta esa enorme fuerza y capacidad que llevas dentro y déjala que te guié para beneficio de todos.
¿El premio? ...
La verdadera y profunda felicidad.
POR UNA HUMANIDAD EN QUE BROTEN NUESTRAS SEMILLAS FÉRTILES PARA EL FLORECIMIENTO DE LA SANTA LUZ INEFABLE EN TODOS LOS CORAZONES DE LOS HOMBRES…
QUE SE DESPIERTE LA CONCIENCIA POR LA VIDA PLANETARIA,
EVITEMOS Y AYUDEMOS UNIDOS EN EL DESPERTAR DE LAS CONCIENCIAS, POR UN MEJOR HÁBITAT PARA NOSOTROS Y LOS QUE SIGUEN, LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS…
POR NUESTRO HOGAR, NUESTRO PLANETA TIERRA.
A MIS PADRES Y HERMANOS

QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.

AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO…
FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO…