LOS MÁGICOS ELEMENTOS DE LA NATURALEZA
AYUDAN A SANAR Y EVITAR EL CALENTAMIENTO GLOBAL




Ante la epidemia de arrogancia que nos invade, las dudas que tenemos entre la certeza y la incertidumbre, las luchas por ocupar el primer puesto en todo, la autosuficiencia y autocomplacencia posesiva, uno quisiera acudir al perfume mágico de las hadas buenas y poder ahuyentar el hedor que se respira.
Hay sed espiritual en el mundo y hambre de amor.
Se nos dice que hemos de pensar globalizando pero luego se actúa con los particularismos.
Ya quisiera encontrar el o los seres que nos llevase a la búsqueda encantada de lo auténtico para resocializarnos con la armónica naturaleza y sus invisibles ciudadanos, Aquí, en la tierra del poder, hemos llegado a todos los puntos posibles
del odio y la sensación es escura y de miedo.
Existen demasiadas puertas en el universo abierto
y desmedidos muros que nos separan cada día más.

Lo único que nos puede llevar a la paz interior es una sola y única cosa:

Las buenas vibraciones de lo armónico y comprensivo.

Somos parte del aire que sopla, de la lluvia que nos empapa, del sol que nos rejuvenece, de la luna que nos confiesa los secretos de la noche y de tantas estrellas bañadas por las aguas siderales.
Explorarse, en ese firmamento de sagrarios íntimos, ayuda a vivir y a beber una gozosa comunión de sensaciones alentadoras.
Las dolencias del sentimiento sólo se curan con las ternuras de los abrazos y los labios empapados de versos del alma.
En el universo de los seres de la luz bondadosa nada se desprecia, todo se consensúa y propone, en sintonía con un estado de ánimo
que rechaza la razón fría, calculadora e inhumana.
Los aires envenenados que nos rodean, precisa el movimiento de los espíritus del aire que nos limpien las atmósferas, del viento que tras la tempestad vuelve a la calma, de los bosques y de las flores para purificarse, y escuchar las voces de los seres de la luz, aunque sea en sueños, que los sueños vida son.
Estas criaturas fantásticas han estado presentes en la imaginación desde la noche de los tiempos.
Convendría volver a ellas, sobre todo para regenerarnos de tantos valores perdidos y de tantas conciencias rayadas.
Su filosofía es toda una piedra filosofal de hondura y genialidad que contrarresta el maquillaje de la superficial y mediocre, tan actual y tan vivo hoy en día.
Desde que los abuelos han dejado de leer cuentos de hadas, Ángeles a sus nietos y toda la familia se emborracha de televisión, los niños crecen entre violencias y violaciones, con historias falseadas y degradantes.
¿Que no existen los seres de luz ?
¡Eso es lo de menos!
Esos deseos están ahí, esos deseos imposibles que pueden hacerse posibles, ese mundo imaginario repleto de enseñanzas, como experiencia interior,
que nos orientan en el camino a seguir para hacerse mayor a través de distintas secuencias encadenadas para organizar mejor el desorden del pensamiento y dominar sentimientos.
Guiados por el poema eterno de "érase una vez...”,
la vía láctea de la imaginación comienza sus andanzas, repletas de aventuras y desventuras, con unos personajes que transmiten una cultura de principios y una sabiduría poblada de emociones.

Salvemos Nuestro Planeta.
¡Planta un Árbol!
PARA VUESTRA SABIDURÍA Y REFLEXIÓN….
QUE LA SANTA CONCIENCIA DE LAS ALMAS
NOS AYUDE A DESPERTAR Y DARNOS CUENTA
LO QUE NOS PUEDE SUCEDER....
YO QUIERO A LA VIDA Y ESTE PROYECTO DE VIDA DEL CREADOR…
SI USTEDES CREEN TOMEN CONCIENCIA Y AYUDEMOS DE VERDAD
A NUESTRO HOGAR…
NUESTRO PLANETA TIERRA…
FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO
POR LA VIDA
POR NUESTROS HIJOS Y GENERACIONES FUTURAS.
POR DEJARLES UN MUNDO LIMPIO Y HABITABLE.