CONOCIENDO BASES DEL BUDISMO



La historia del Budismo narra que el Buda Shakyamuni alcanzó la Iluminación a la edad de treinta años y durante cincuenta años predicó diversas enseñanzas.
Luego esas enseñanzas fueron recopiladas como documentos por sus discípulos y transmitidas hasta el presente como Sutras. Su enseñanza fue predicada en un orden, desde las más simples hasta las más profundas; desde las más fáciles hasta las más difíciles, con la finalidad de educar a las personas hasta que lleguen al punto de comprender la última y suprema enseñanza.
Este es un proceso semejante a nuestra época de escolares, cuando comenzamos a estudiar desde la escuela primaria, luego seguimos con la secundaria y finalmente llegamos a la universitaria. Posteriormente, cuando el Buda Shakyamuni cumplió sesenta y dos años, comenzó a explicar el Sutra del Loto, su enseñanza suprema. La explicación del Sutra del Loto se realizó bajo un punto de vista muy distinto del de las enseñanzas anteriores.
Este Sutra revela la iluminación de personas egoístas, criminales y de las mujeres; además, aclara sobre la decadencia del aspecto social y la desolación del corazón de los seres después de la muerte del Buda Shakyamuni; también explica sobre los beneficios que existen por abrazar y mantener el Sutra, y sobre todo trata de las dificultades de propagar esta enseñanza en el futuro.

El Buda Shakyamuni dejo su profecía en el Sutra del Loto (La enseñanza suprema revelada por él días antes de su Nirvana) al afirmar que, cuando el Budismo esté por ser destruido, surgirá, un Bodhisattva irradiando luces similares al Sol y a la Luna. Éste no solamente va a ponerlo en práctica sino también propagará la Ley Mística fundamental o “Budismo Verdadero” para erradicar los sufrimientos y para salvar a toda la humanidad. Así, de acuerdo con esta profecía, el 16 de febrero de 1222, en el país del Sol Naciente llamado “Japón” hizo su advenimiento Nichiren Daishonin.
Durante setecientos años y hasta el día de hoy, la única entidad que transmitió y practicó el Budismo de Nichiren Daishonin correctamente ha sido la Nichiren Shoshu, con su Templo Principal Taisekiji situado en un amplio área en la Prefectura de Shizuoka al pie del Monte Fuji. La enseñanza del Budismo es muy profunda e inmensurable para ser explicada de forma simple.

El Budismo es una enseñanza para conducir la vida del ser humano en la sociedad, dándole una visión correcta del “significado de la vida”.
El Budismo enseña cómo acercarse al ideal de para qué existe el hombre. En un sentido amplio, es una “ciencia del ser humano” que nos posibilita revisar nuestra visión perturbada y las ilusiones de la sociedad, haciendo surgir lazos de cooperación y de armonía, y construyendo así la paz y la felicidad.

Pero, aunque podamos hablar sobre la existencia de esa visión perturbada y de las ilusiones que existen en la sociedad, éstas no están separadas de las ilusiones y de los sufrimientos de cada individuo, ya que es de la unión de cada uno que se constituye la humanidad, y esta a su vez, forma una sociedad. Sobre el camino a la resolución de ilusiones y sufrimientos del individuo surgirá la resolución tanto de las ilusiones como de todos los sufrimientos de la sociedad.

El Buda pudo definir y revelar los “Cuatro Sufrimientos” y los “Ocho Sufrimientos”. Los cuatro sufrimientos son los de:
1) Nacer, 2) Envejecer, 3) Enfermar, y 4) Morir.
Los ocho son: 1) el sufrimiento debido a la separación de los seres queridos, 2) el sufrimiento provocado por la envidia y el odio, 3) el sufrimiento por no conseguir lo que se desea, 4) el sufrimiento debido a las acciones negativas provenientes de los cinco sentidos, 5) el sufrimiento de la pobreza, 6) los sufrimientos por problemas familiares y conyugales, 7) los sufrimientos por problemas profesionales y los sufrimientos debido a las relaciones humanas. El Buda también reveló cómo resolver estos sufrimientos a través de la práctica de ejercicios budistas.

¿Cuál entonces sería la causa fundamental para solucionar ilusiones y sufrimientos?

El Budismo enseña que son una manifestación de los “deseos mundanos”, causados por distintos efectos emocionales que provocan en los seres la angustia y el malestar tanto físico como espiritual.



El nacimiento del Buda Original: La causa del Buda Shakyamuni

La historia del Budismo narra que el Buda Shakyamuni alcanzó la Iluminación a la edad de treinta años y durante cincuenta años predicó diversas enseñanzas.
Luego esas enseñanzas fueron recopiladas como documentos por sus discípulos y transmitidas hasta el presente como Sutras. Su enseñanza fue predicada en un orden, desde las más simples hasta las más profundas; desde las más fáciles hasta las más difíciles, con la finalidad de educar a las personas hasta que lleguen al punto de comprender la última y suprema enseñanza.
Este es un proceso semejante a nuestra época de escolares, cuando comenzamos a estudiar desde la escuela primaria, luego seguimos con la secundaria y finalmente llegamos a la universitaria. Posteriormente, cuando el Buda Shakyamuni cumplió sesenta y dos años, comenzó a explicar el Sutra del Loto, su enseñanza suprema. La explicación del Sutra del Loto se realizó bajo un punto de vista muy distinto del de las enseñanzas anteriores.
Este Sutra revela la iluminación de personas egoístas, criminales y de las mujeres; además, aclara sobre la decadencia del aspecto social y la desolación del corazón de los seres después de la muerte del Buda Shakyamuni; también explica sobre los beneficios que existen por abrazar y mantener el Sutra, y sobre todo trata de las dificultades de propagar esta enseñanza en el futuro.

El capítulo Kanjin (Capìtulo del Sutra del Loto, la enseñanza suprema que reveló el Buda Shakyamuni) predice que el Devoto del Sutra del Loto será maldecido e insultado, atacado con palos y espadas (la ofensa de tratar de asesinar al Devoto del Sutra del Loto) y prohibido una y otra vez (la ofensa de exiliar al Devoto del Sutra del Loto) y será golpeado con el Quinto Volumen del Sutra del Loto en la cara y así fue. Ël toleró esas tantas persecuciones para así probar sus poderes y funciones como Verdadero Devoto del Sutra del Loto. Una persona nacida en una familia real, no habría tenido tantas dificultades ni persecuciones debido a su privilegiado entorno.

El segundo significado es que Nichiren Daishonin apareció en este mundo como una persona común, para así – a través de su eterna compasión como el Buda Verdadero del Budismo de la Siembra de la Verdadera Causa de la Iluminación Original – poder transmitir el beneficio a las personas de la Época del Fin del Dharma(Época actual) de formar una relación con la semilla de la Budeidad.
Estas personas carecen de las “raíces de benevolencia” (ya que no han acumulado previamente los méritos a través de la fe y la práctica de las enseñanzas de Nichiren Daishonin) y han agotado su relación con el Budismo de Shakyamuni. En otras palabras, Nichiren Daishonin, el Buda Original, hizo su advenimiento como una persona común para que pudiera formarse una real relación entre nosotros y Él, quien posee las tres virtudes de soberano, maestro y padre de toda la gente.
Nichiren Daishonin nos habla del tercer significado de su nacimiento como una persona común en el Gosho (Carta) “Cuatro Estados de Fe y Cinco Estados de Práctica”:

“Más verdaderas las enseñanzas, más bajo el estado (de la persona a salvar)”
(SHINPEN, pág. 1112)
 


Los capítulos Jinriki y Yakuo del Sutra del Loto, predicen que en el tiempo preciso, el Devoto del Sutra del Loto (un simple hombre sabio) aparecerá como un humilde sacerdote y que proclamará el Supremo Budismo de Nam-Myoho-Rengue-Kyo, el corazón del Sutra del Loto y hará cargo de su propagación (Kosen Rufu).
También en el capítulo Jinriki (Capìtulo del Sutra del Loto, la enseñanza suprema que reveló el Buda Shakyamuni) se lee:

“Después de que el Tathagata haya desaparecido, (esa persona) entenderá la causalidad de los sutras enseñados por el Buda así como también el modo (de propagación) y expandirá los mismo de acuerdo con su verdadero aspecto.” (KAIKETSU, pág. 584).

Esto es una predicción que dice que, en la época que decaiga la Ley Pura (Sutra del Loto) que revelo el Buda Shakyamuni, después de la muerte de Shakyamuni, Nichiren Daishonin despertará y podrá comprender todos los sutras y las enseñanzas de Shakyamuni. Él conocerá la capacidad de la gente, la causalidad de la realidad última que es la razón por la cual el Buda hace su aparición en el mundo, la tierra donde será propagada y el modo de propagación de las enseñanzas budistas. En otras palabras, esto nos revela claramente que cuando el Budismo de Shakyamuni se vuelva oscuro y desaparezca, Nichiren Daishonin establecerá la Suprema Ley de Myoho-Rengue-Kyo del Budismo de la siembra, enseñará y revelará lo concedido por Shakyamuni y guiará a la gente de la Epoca del Fin del Dharma(Época Actual).

El pasaje continúa:
“Así como la luz del sol y la luna elimina completamente toda la oscuridad y tinieblas, esta persona practicará en el mundo y totalmente extinguirá la infelicidad de los seres humanos, haciendo que innumerables Bodhisattvas residan en un sólo vehículo” (Ibid).
Aquí muestra que esta persona es una predicción de los actos y enseñanzas de Nichiren Daishonin.
¿Qué es el karma?

El karma consiste en los actos del pasado. Por esos actos se recibe una recompensa en el futuro. El Budismo se basa en la Ley de causa y efecto. Siguiendo esta línea de razonamiento, el pasado y el futuro están unidos por esta Ley.

El karma se divide en karma de causa y karma de efecto. Los actos del pasado son el karma de causa y las recompensas del futuro son el karma de efecto.

El karma de efecto, al ser una recompensa de los actos del pasado, no puede ser transformado. Como el karma de una causa consiste en los actos propios, uno mismo puede decidir cometerlos o no.

 

El karma está formado por: karma del cuerpo, karma de la boca y karma del corazón. El karma del cuerpo está formado por todos nuestros actos. El karma de la boca es causado por todas las palabras que decimos. El karma del corazón es el origen de todos nuestros actos, palabras y pensamientos.
Todos los actos de nuestra vida cotidiana son karma de causa. Todo nuestro estado actual, incluyendo nuestro medio ambiente, es karma de efecto.

Dentro del karma existe el bueno y el malo. El karma bueno conduce sin falta a un buen efecto, y el karma malo conduce sin falta a un mal efecto.
Uno mismo no puede determinar si su karma es bueno o malo. Por ejemplo, si una persona cree que la religión que está practicando es buena para su vida, pero resulta que al final no lo es, el efecto de esa práctica errada dará origen a un karma malo, por más que haya pensado que estaba acumulando un karma bueno. De esta misma manera, todas nuestras acciones se grabarán en nuestra vida como karma bueno o malo. Tanto lo que hacemos voluntariamente como lo que realizamos involuntariamente, es decir actos reflexivos e irreflexivos, recibirá sus efectos. Si son buenos para nuestra vida, recibiremos efectos positivos, y si no lo son, los efectos serán negativos. Vemos que siempre todo acto tiene su efecto, haya sido voluntario o involuntario.

Nosotros, felizmente, conocemos el Budismo de Nichiren Daishonin Sama, y creemos sin dudar en este Gohonzon Sama que es único y absoluto. Esta actitud es karma de corazón. Invocar Daimoku a este Gohonzon Sama es karma de la boca, y hacer Shakubuku es karma del cuerpo. Además de todo esto, al seguir las orientaciones de Sumo Sacerdote, se convierte en un buen karma de causa, y en el futuro será un buen karma de efecto.
TRABAJANDO EN COMUNIDAD POR LA CONTINUIDAD DE LA VIDA.




 

 


 

Diseño exclusivo para Luz Interior