Photo © Steve Giuliano
 


bullet



¿Qué significa Rosh Hashanah?


 

Rosh Hashanah es el año nuevo judío. En hebreo, Rosh Hashanah significa “el primer día del año”.
Está fecha festiva es fijada por el calendario judío, el cual es celebrado a mediados y a finales del mes de septiembre.
A diferencia del año nuevo judío al año nuevo del calendario romano (el que celebramos en el 1 de enero), es que para los judíos este día festivo no significa día de celebración, fuegos artificiales y de fiestas. El Rosh Hashanah es uno de los días más santos del año por está razón ellos se dedican a pasar la mayoría del tiempo en la sinagoga.
El Rosh Hashanah es un día para todos los Judíos se arrepientan de sus pecados pasados y pidan perdón de ellos.

bullet
EL AÑO NUEVO JUDÍO Y DEL PUEBLO DE ISRAEL


Hoy el mundo cumple años.
¿Sabes cómo festeja el fin de un año y el inicio de otro entre los judíos?
El atardecer de este viernes inician los festejos judíos:
¡Es el Año Nuevo 5769!
Mejor conocido como Rosh Hashana.
Sí, todo lo que unos sólo hacen el 31 de diciembre, otros aprovecharán también del 12 al 01 de octubre.
Bueno, honestamente, se trata de de un periodo de reflexión:
Hacer plegarias, leer pasajes bíblicos y renovar el espíritu para el año que inicia.
En este, como en todos los festejos judíos, la celebración empieza encendiendo velas, decorando la sinagoga de color blanco y, durante todas las madrugadas del séptimo mes, escuchando el Shofar (Cuerno de carnero).

SE CELEBRA ESTE AÑO DESDE
EL 12 SEPTIEMBRE AL 01 DE OCTUBRE.
 

Celebración de Rosh Hashaná

 

Para el inicio del año hebreo hay dos criterios: según la Biblia, este mes (el de la salida de Egipto: Nisán, (por marzo-abril) os será principio de meses, el primero de los meses del año (Shemot Éxodo 12.2). Pero posteriormente la tradición judía ha establecido el comienzo del año en el mes hebreo de Tishrei (por septiembre-octubre), cuando se festeja el Año Nuevo Judío o Rosh Hashaná, por considerárselo el mes en que Dios creó el mundo.
En este día, según la tradición, fue creado el primer hombre: Adam.

Rosh Hashaná se celebra el primero y el segundo día de Tishrei.
Este año que se inicia, el 5769, empieza el lunes 29 de septiembre de 2008 al atardecer, cuando sale la primera estrella, continuando durante los días martes 30 de septiembre y miércoles 1° de octubre.
La celebración comienza al anochecer de la víspera con el sonido del shofar, un cuerno que llama a los judíos a la meditación, el auto-examen y el arrepentimiento.
Es el primero de los días de oración, penitencia y caridad que terminan con el Yom Kippur (Día del Perdón), que este año comienza el 8 de octubre al anochecer.
También se lo conoce como el Día del Juicio y como el Día del Recuerdo porque, según la tradición, ese día Dios juzga a los hombres, abriendo tres libros: uno, con los malos (quienes quedan inscriptos y sellados para la muerte), otro, con los buenos (quienes quedan inscriptos y sellados para la vida) y, el tercero, para quienes serán juzgados en el Yom Kippur.
Rosh Hashaná (Cabeza del Año), junto con Yom Kipur (Día del Perdón), forman en la tradición judía una unidad llamada Yamim Noraim (Fiestas austeras): son días de arrepentimiento e introspección, de balance de los actos y de las acciones realizadas, de plegaria y sensibilidad especiales.
El 1º de Tishrei no es sólo el primer día del año, sino también su "Cabeza". Así como la cabeza comanda al resto del cuerpo, del mismo modo en este día se predestinan todos los hechos que ocurrirán durante el año.
 

 

Antes de que comience se comen los alimentos que permiten fortalecerse para poder rezar y durante ese día se realiza un ayuno que junto a otras prohibiciones conforman las reglas sagradas de esta conmemoración.
Los días que transcurren entre el Rosh Hashana y Yom Kipur se denominan los Días de Retorno (al Creador), o del arrepentimiento y para el pueblo judío promover un clima de armonía y practicar la regla del arrepentimiento, y la caridad, condiciona un clima de buenos augurios.
bullet

RITUAL PARA VUESTRO CONOCIMIENTO
"KABALAT HA SHANÁ"
RECEPCIÓN DEL AÑO NUEVO

para la noche del primer y segundo día de Rosh Hashaná.

 

Está basado en determinados pasajes del Talmud y el Shulján Aruj (Código de Halajá, según la tradición sefaradí) que sugieren que determinados alimentos deben comerse la noche de Rosh Hashaná. Normalmente, salvo comer jalá con miel y manzana con miel, las comunidades judías no suelen añadir estos otros alimentos, más propios de comunidades ortodoxas que tratan de recuperar ciertas costumbres judías (ashkenazim o sefaradíes) que se han perdido por el camino pero que añadirían belleza a la práctica judía.

El judaísmo progresista ha reconfigurado el servicio de la víspera de Rosh Hashaná (Arvit o Maariv) añadiéndole un inciso previo llamado "Kabalat ha Shaná", la "recepción del año nuevo", de igual manera en que recibimos el Shabat con un añadido previo al servicio de víspera (y llamamos Kabalat Shabat).

El servicio que he elaborado sigue esa filosofía. Pero, ¿qué mejor servicio de "Kabalat ha Shaná" que estos simanim que ya aparecen mencionados en la tradición judía previa y gozan de tanta antigüedad? Me parece que el principio del año judío debe ser remarcado y resaltado sobre el 31 de Diciembre, que es tan popular actualmente entre los judíos. Necesitamos reafirmar el 1 de Tishré. Este séder hasimanim que presento aquí no está pensado para ser un servicio sinagogal sino para ser un servicio que se celebre en el hogar o en la cena comunitaria de Rosh Hashaná. De entrada, este servicio está pensado para las necesidades de este año (5768) y para la Comunidad Judía de La Coruña que me lo ha solicitado, por lo tanto, no debe usarse otros años salvo que el Rosh Hashaná vuelva a caer en día de semana (no está pensado este servicio para un año nuevo que caiga en Shabat).

Lo primero que debe hacerse la noche de Rosh Hashaná es obviamente encender las velas de la fiesta y también hacer el Kidush, santificando el vino y la fiesta.

Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej ha-olam, asher kideshanu bemitsvotav vetsivanu lehadlik ner shel yom hazikarón.
Bendito eres Tú, Dios Eterno, Soberano del universo, que nos santificas a través de Tus preceptos, deleitándote en el encendido de las velas del día de recordación.

Los demás responden: Amén.

Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej ha-olam, boré pri ha-gafen.
Bendito eres Tú, Dios Eterno, Soberano del universo, que creas el fruto de la vid.

Los demás responden: Amén.

Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej ha-olam, asher bajar banu mikol ha-am, veromemanu mikol lashón, vekideshanu bemitsvotav, vatitén lanu Adonai Eloheinu be-ahavá et yom hazikarón hazé, yom teruá mikrá kódesh, zéjer litsíat mitsraim. Ki vanu vajarta ve-otanu kidashta mikol ha-amim, udevarja emet vekayam la'ad. Baruj atá Adonai, Mélej al kol ha-árets, mekadesh Israel veyom hazikarón.
Bendito eres Tú, Dios Eterno, Soberano del universo, que nos escoges de todo pueblo, y nos alzas entre toda lengua, y nos santificas con Tus preceptos. Y nos has dado, Dios Eterno, en amor este día de recordación, día de teruá, asamblea santa, rememorando la salida de Egipto. Que nos escogiste de entre los demás pueblos, y nos santificaste, y Tu palabra es verdad y perdura siempre. Bendito eres Tú, Soberano de toda la tierra, que santificas a Israel y al día de recordación.

Los demás responden: Amén.

Se cierra esta parte con la siguiente bendición:

Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej ha-olam, shehejeyanu vekimanu vehiguianu lazemán hazé.
Bendito eres Tú, Dios Eterno, Soberano del universo, pues nos has mantenido con vida, y sostenido, y traído a este día.

Los demás responden: Amén.

Cuando se reparte la jalá con miel se dice:

Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej ha-olam,
hamotsí léjem min ha-árets.
Bendito eres Tú, Dios Eterno, Soberano del universo, que sacas el pan de la tierra.

Los demás responden: Amén.

No sabemos muy bien de dónde sale la tradición, pero lo cierto es que en el Talmud ya se hace mención a una serie de simaná miltá, en arameo "alimentos simbólicos" que solían tomarse aquella noche, como por ejemplo dátiles, remolacha o puerro.´
Los distintos alimentos simbólicos, en hebreo simanim, se asocian bien para indicar que el año que se aproxima sea dulce, bien como señal del incremento de mitsvot o preceptos que la persona asumirá como propósitos de año nuevo, o bien para pedir por el castigo de los enemigos de Israel. Más adelante, también son mencionados en el Shulján Aruj y en otras fuentes (Mordejai; Or Zarua).

Antes de comer cada uno de estos alimentos simbólicos, que se colocan en una bandeja en el centro de la mesa, se procede a decir la frase que corresponde (no existe un orden determinado, pero aquí hemos obtado por el siguiente):

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS EL DÁTIL

La palabra hebrea para dátil era tamri, parecida a itamú, de ahí que se use dátil para referirnos a "que consumas a nuestros enemigos". Decimos:

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-itamú soneinu.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que consumas a nuestros enemigos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS EL PUERRO

Comemos puerro, pues en hebreo se llama karsi, similar al verbo para "dividir" o "disgregar" o "cortar", en hebreo kares. Decimos:

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-ikartú soneinu.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que dividas a nuestros enemigos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS LA REMOLACHA

En hebreo remolacha se dice silka, como el verbo hebreo siluk, que significa "remover" o "apartar", de ahí "que remuevas a nuestros enemigos". Decimos:

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-istalkú oiveinu.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que remuevas a nuestros enemigos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS EL DÁTIL

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-itamú soneinu.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que consumas a nuestros enemigos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS LA CALABAZA

¿Por qué comemos calabazas? La palabra calabaza en hebreo es kerá, que se parece al verbo hebreo "leer" o "proclamar", por eso decimos "y se proclamen ante Ti nuestros méritos". Decimos:

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-ikrá guezar dinenu veyikaru lefaneja zejuyoteinu.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, elimines el castigo de nuestra sentencia y se proclamen ante Ti nuestros méritos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS LA ZANAHORIA

La tradición de comer zanahoria es ashkenazí, pues la palabra meirn o mehren en yiddish significa "zanahoria", pero también significa "incrementar". Antiguamente se usaba una especia, ahora desconocida, que se llamaba rubia, palabra hebrea similar al verbo "incrementar", de ahí la expresión "que incrementes nuestros méritos". Decimos:

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-irbú zejuyoteinu.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que incrementes nuestros méritos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS LA GRANADA

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-nirbé zejuyot kerimón.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que multipliques nuestros méritos como las semillas de la granada.

Ya durante la cena se presentará algún plato que contenga pescado, y simbólicamente se colocarán en la mesa una bandeja con las cabezas de algunos de ellos.

EN EL MOMENTO EN EL QUE COMEMOS EL PESCADO

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, she-nifré venirbé kedaguim.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que nos multipliquemos este año como los peces.

EN EL MOMENTO DE COMER UN POCO DE CABEZA DEL PESCADO

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, shenihié lerosh veló lezanav.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que seamos como la cabeza y no como la cola.

En este momento termina el séder hasimanim, "el orden de los alimentos simbólicos" y la comida puede continuar con normalidad. Para este año hemos elegido para después de la cena la versión sefaradí de birkat hamazón, "la bendición de después de las comidas", titulada "Bendigamos al Altísimo". Antes de la bendición por las comidas debe hacerse el postre, con manzanas con miel, en hebreo tapúaj:

Se coge la manzana empapada en miel y se dice:

Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej ha-olam, boré pri ha-ets.
Bendito eres Tú, Dios Eterno,
Soberano del universo, que creas el fruto del árbol.

Los demás responden: Amén.

Y se añade:

Yehí ratsón milfaneja, Adonai Eloheinu ve Elohei avoteinu ve-imoteinu, shetejadesh aleinu shaná tová umetuká.
Sea Tu voluntad, Dios Eterno y Dios de nuestros antepasados, que renueves para nosotros un año bueno y dulce.

Todo este ritual debe repetirse la segunda noche de Rosh Hashaná para aquellas personas que celebren la fiesta durante dos días. Algunas familias lo repiten pero sin incluir todos los alimentos (por ejemplo, pasan directamente a la cena después de bendecir la jalá y terminan con manzanas con miel otra vez).

Cuando se termina definitivamente la cena, se desea un buen año diciendo:

L'SHANÁ TOVÁ TIKATEVU

bullet

POR UNA HUMANIDAD EN QUE BROTEN
NUESTRAS SEMILLAS FÉRTILES
PARA EL FLORECIMIENTO DE LA SANTA LUZ INEFABLE
EN TODOS LOS CORAZONES DE LOS SERES HUMANOS…

Rosh Hashaná (el principio del año) es el cumpleaños de la humanidad, un momento en el cual regresamos a nuestro estado embriónico espiritual -a nuestra esencia-
y eliminamos los bloqueos que evitan
que revelemos nuestro manantial de potencial.
En Rosh Hashaná, a través de nuestras oraciones, nos es dado el regalo de conectarnos con la infusión ilimitada de Luz que sucede sólo una vez al año. Conectarnos a esta fuerza despierta dentro de nosotros la esencia de quiénes somos realmente, y el trabajo que vinimos a hacer aquí.
Cuando personas que piensan de la misma manera se unen con el propósito de lograr la perfección, para nosotros y para el mundo, cualquier cosa es posible.
Pero Rosh Hashaná no es una festividad fácil.
Requiere compromiso y deseo de hacer el trabajo
por el resto del mundo.
Por favor únete a nosotros y sé parte de inclinar la balanza
a favor de la alegría y la felicidad.
Un mejor mañana se avista, si comenzamos el Nuevo Año llenos del amor y poder de la Luz del Creador.
Con Amor y fe en el despertar de la conciencia
en este mundo tan convulsionado
en que nos desenvolvemos en estos tiempos…

bullet
FIAT LUX
AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO…
FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO…
A MIS PADRES Y HERMANOS

QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.
SANTIAGO DE CHILE, SEPTIEMBRE 2008


divider

 

Home Email
 
 

divider



            
ACW Inspirations